Uno de los chalecos de los danzantes de Muñoveros que será restaurado. /E.A.
Publicidad

El Servicio Territorial de Cultura y Turismo ha recuperado tres chalecos de danzantes del siglo XVIII y dos tambores de cofradías de Muñoveros. Todas ellas son piezas comunales de Muñoveros, es decir, se guardan en la iglesia para ser utilizadas cada año pero no son propiedad particular de ningún vecino. La Junta ha adjudicado su restauración con un presupuesto de 12.463 euros, cofinanciados con fondos europeos Feder, y se considera necesaria para evitar la pérdida de este conjunto excepcional de bienes que forma parte del patrimonio cultural inmaterial de la provincia y ayuda a la pervivencia de las manifestaciones festivas y religiosas tradicionales de los pueblos segovianos.

En un arcón que se guarda en el coro alto de la iglesia parroquial de San Félix en Muñoveros, realizando labores de limpieza y mantenimiento de la iglesia, se encontraron diversos elementos de indumentaria tradicional, de los que se empleaban para las danzas de paloteos. Entre ellos, aparecieron los tres chalecos objeto de restauración, con una tipología casi de casaca, por ir ceñidos hasta la cintura y mostrar faldones. Llevan ribete en cuello y sisas; restos de una pasamanería sencilla en la abertura frontal, en las costuras de la trasera y también restos de esta decoración en el borde de los faldones. Como elemento de cierre, corchetes metálicos de factura reciente. Están realizados en tejido de sarga en crudo, estampado con flores anaranjadas y forro de tafetán también en crudo.

Especialmente interesantes son las inscripciones que muestran los tres chalecos en su interior, y que parece que corresponden a los diferentes danzantes que los han ido usando, en algunos casos aparece el nombre y apellidos, en otros se añade la fecha (la más antigua corresponde a 1780).

La intervención que se va a llevar a cabo incluye la toma de muestras e identificación de materiales y técnicas, limpieza en profundidad, hidratación y alineado de los chalecos, elaboración de injertos para refuerzo de las lagunas, sujeción de los restos de pasamanería, elaboración de un mapa completo de todas las inscripciones internas y, por último, elaboración de maniquíes de exposición, para montarlos sobre ellos.

Muñoveros también ha rescatado los tambores de dos cofradías locales. Son los ‘bombos’ de la Vera Cruz, y del Santísimo Sacramento y Virgen del Rosario, reliquias del pasado que siguen sonando en las memorias de los más mayores. Fiestas como el Corpus Christi y el Domingo de Resurrección, o celebraciones mensuales como ‘Las Minervas’ (realizadas los terceros domingos de mes) y las ‘Maristelas’ (procesiones con la Virgen del Rosario los primeros domingos de mes) tenían como preludio inicial el toque del tambor por las calles y plazas de Muñoveros anunciando el día de fiesta. Para restaurarlos, se van a eliminar todos los elementos ajenos y que no sean precisos para la estabilidad de las piezas, se reforzará la estructura de la caja y del parche y se repondrán todos aquellos elementos que sean precisos para entender la estructura y función de los tambores.