Cuentacuentos celebrado el sábado por la tarde en el entorno de la Feria del Libro.
Cuentacuentos celebrado el sábado por la tarde en el entorno de la Feria del Libro. / C.N.

Tras muchos meses de inactividad en las calles, y de iniciativas muy limitadas, Cuéllar ha vivido un fin de semana lleno de propuestas que ha devuelto a la calle a sus vecinos. Además de las dos tarde de toros que han llenado de vida la Plaza de Toros y sus aledaños, unos metros hacia el centro de la localidad, los libros han sido los protagonistas del fin de semana. En 2019, la pandemia imposibilitó realizar cualquier tipo de feria del libro, entre otros eventos, y este año se ha querido celebrar de una manera muy concreta: favoreciendo a las librerías cuellaranas, que al igual que otros negocios, se han visto afectadas por un confinamiento y un año de crisis sanitaria.

Sin embargo, este fin de semana, el ánimo y la ilusión por retomar actividades como esta se palpó en las calles, y sobre todo en San Francisco. Tres estands estuvieron ocupados por Librería Goyca, El País de Jauja y el Desván de Papiana, tres librerías autóctonas que sacaron sus libros a la calle para ofrecer todas sus novedades a los vecinos. En el entorno de esta Feria del Libro tan localizada, se dieron múltiples actividades que  contribuyeron a dotar este espacio de ambiente literario. Tras la inauguración por parte de la escritora local Eva Mayro, ya por la tarde, tuvo lugar la presentación del libro ‘La princesa de la gran torre’, a la que le sucedió un cuentacuentos. 

La mañana del domingo de esta feria se vio bastante deslucida debido a las condiciones climatológicas y, finalmente, tuvo que suspenderse, con todas sus actividades, hasta por la tarde. Además de la venta de libros por parte de las librerías, el Ayuntamiento colocó un estand como punto de información de la Biblioteca Municipal Cronista Herrera. En él, todos los interesados pudieron acceder a información sobre préstamos, devoluciones, o hacerse el carné de la Biblioteca, que cada vez cuenta con más usuarios y un servicio más amplio. La Feria del Libro concluyó con la propuesta poética de Asociación Cultural Gente Festeamus, una sesión de Micros Abiertos de Poesía en los anexos de San Francisco y protagonizada por los más pequeños. Ellos son, sin duda, grandes protagonistas de este tipo de eventos culturales, y en este caso dejaron salir toda su creatividad a través de los versos.

Finaliza así una Feria del Libro que ha supuesto una conexión entre las letras y los vecinos de Cuéllar, y la vuelta a la actividad.