Una planta de Gestión de Residuos de la Construcción. / KAMARERO
Publicidad

En la reunión por videoconferencia que ha mantenido la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia, entre otros asuntos, se ha estudiado cuatro nuevos expedientes sobre el uso excepcional de suelo rústico para la instalación de Áreas de Aportación de Residuos de la Construcción y Demolición (RCDs) y de Residuos Voluminosos y Enseres (RVE) no Peligrosos en la provincia. En concreto se ha autorizado el emplazamiento de los proyectos a ubicar en Aldeanueva de la Serrezuela, Carrascal del Río, Urueñas y Aldeasoña.

Estas plantas se ubican en parcelas municipales, se trata recintos explanados y hormigonados, cercados con valla de malla metálica, en los que se instala una marquesina bajo la que se colocan los contenedores para el depósito de los residuos de construcción y demolición y residuos voluminosos y enseres no 2 peligrosos.

Finalmente se coloca un cartel informativo, visible desde el exterior del recinto, en el que se señalan los residuos que es posible depositar, los que están prohibidos y los horarios de acceso. Las áreas de aportación disponen como mínimo de un contenedor específico donde acumular los RCDs procedentes de obra menor o de reparación domiciliaria.

La construcción de estas plantas se integra en el Programa para la Recuperación Ambiental de Zonas Degradadas por el Depósito de Residuos Inertes, que desarrolla la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, en colaboración con los Consorcios de Gestión de Residuos y las Diputaciones provinciales. Estas nuevas autorizaciones se suman a las 45 emitidas ya por la Comisión en las dos últimas convocatorias.