Un equipo de Cruz Roja de Riaza y Cantalejo, en colaboración con la Guardia CivilProtección Civil, se desplazó hasta Boceguillas para atender a más de 400 camioneros que se encuentran embolsados en el aparcamiento de emergencia invernal de la villa del nordeste segoviano. Los voluntarios, a través de dos puestos instalados en la vía de servicio de Boceguillas, dispensaron bebidas calientes y bocadillos a los profesionales del sector del transporte, que ya llevan pasando dos noches en la localidad y todavía desconocen cuándo podrán partir a sus respectivos destinos. Por ello, prestaron también más de un centenar de mantas.

Por otro lado, pese a que este domingo entró el nuevo decreto en Castilla y León, que cierra el interior de los establecimientos hosteleros, los bares y restaurantes de Boceguillas cuentan con permiso para abrir y ofrecer así sus servicios a los camioneros. Además, tiendas del municipio se han visto obligadas a abrir ante la demanda de bienes básicos.