donacion cruz roja cuellar cooperativa glus
Recepción de la donación por parte de Glus I hacia Cruz Roja en las instalaciones de la cooperativa. / C.N.

Las instalaciones de Cooperativa del Campo Glus I, en la salida sur de Cuéllar, recibieron ayer la visita de la presidenta de Cruz Roja Segovia, María Teresa Fuentetaja, y la coordinadora de la comarca, Olga López. Ambas fueron recibidas por Julio José Pascual, presidente de la cooperativa, quien les hizo entrega de un cheque por valor de 2.500 euros. Se trata de una donación que la empresa ha querido hacer a una entidad que ahora mismo es fundamental en el sostenimiento de la sociedad del momento actual. La pandemia continúa haciendo estragos y este gesto de la empresa supone un enorme beneficio para la agrupación a nivel local y provincial.

Maite Fuentetaja, vecina de la villa y presidenta de Cruz Roja Segovia, agradeció la aportación realizada; “ya saben que este dinero va destinado a las familias más vulnerables, que cada vez son más, desde 2020”, reconoció. Habló de la importancia de la labor social para Glus I y el “efecto llamada” que quieren provocar en otras empresas de la comarca y la provincia: “Queremos que sirva como modelo de captación de otras empresas por la zona, porque contamos con un programa específico de alianzas con empresas para atender a las familias más necesitadas”.

José Julio Pascual mostró la satisfacción de poder ayudar y cumplir con el fin social que el consejo rector estima que debe tener la cooperativa. No es la  vez que ayudan en esta pandemia, ya que cuando se pidió ayuda desde la Junta se donaron buzos, guantes y material, pero este es el colofón: prestar ayuda a una organización, y consideraron Cruz Roja como la idónea dentro de la provincia.

La situación, como explicó Fuentetaja, es “dramática” en la provincia: se ha apoyado a 15.000 familias. Afirma que se han unido otro tipo de usuarios porque hay mucha más brecha económica, muchas familias en desempleo; afirma que acuden a Cruz Roja personas que antes nunca habían sido usuarios de la institución.

A quién ayudar

Cada familia a la que atienden son un núcleo de entre dos y cuatro personas, por lo que la expansión de atención es enorme. El perfil de ayuda es a familias y personas mayores, pero además se unen muchas personas con necesidades especiales, sobre todo menores, a los que la situación de desempleo también afecta de manera indirecta. Acompañamiento, apoyo psicológico, escolar, meriendas, bolsas de alimentos son algunas de las facetas en las que Cruz Roja se vuelca.

La entidad sin ánimo de lucro atiende las necesidades de todo tipo de público. A las personas mayores les ofrecen el servicio de teleasistencia, apoyo psicológico, talleres y cubren todas las necesidades que les hacen llegar. Con la juventud están trabajando en programas de medio ambiente, y existen muchos programas de empleo para la inserción laboral de todos aquellos que encuentran problemas para incorporarse al mercado. Igualmente, el programa de apoyo escolar sigue adelante con prestación de tablets para apoyo online, además de hacerlo presencial, como en Cuéllar.

La colaboración entre empresas y Cruz Roja se va tejiendo poco a poco en un momento de extrema necesidad para muchas familias, que previsiblemente va a más dada la complicada situación social, económica y sanitaria. Desde Cruz Roja animan a hacerse socio, ya sea particular o empresa, en el 921 44 02 02, teléfono en el que toda ayuda es grata. 

30 solicitudes de familias en dos meses

La situación que deja la pandemia eleva a Cruz Roja hasta la posición de “salvadores”. Su apoyo se está haciendo imprescindible entre una gran cantidad de familias. Olga López comentó en este entrega de la donación que en los dos meses que  han corrido de 2021 se han sumado unas 30 solicitudes de familias a las ya adheridas.

En Cuéllar y comarca llevan a cabo el programa de atención a mayores, además de teleasistencia cuentan con talleres, apoyo psicológico, y cubren sus necesidades, de todo tipo. También desarrollan el programa de apoyo escolar, que actualmente atiende a 12 niños pero se está realizando de manera más individual para evitar contagios dada la situación. Es por ello que la captación de voluntarios se hace fundamental. Las propias coordinadoras confirman que la situación “se desborda porque estamos en una situación muy vulnerable”.

Están realizando actualmente una campaña de captación de socios porque se plantean unos objetivos nacionales en función  de los ciudadanos por provincia, y e la de Segovia toca ampliar número de socios. Buscan mantener a los que ya lo son, les informan de que pueden aumentar su cuota de participación, y animan en general a pasar a ser voluntario.  La campaña es de fidelización, agradecen la participación, pero al mismo tiempo quieren ampliar, así como captar a empresas cuya responsabilidad social corporativa vaya a Cruz Roja.