La diversión con la nieve ha seguido siendo la tónica de la jornada.

Cuéllar volvía a amanecer totalmente blanco pero la nieve cesó a primera hora de la noche del sábado, eso sí, tras 24 horas de incesante nevada en diferentes intensidades. La ventisca hizo más desapacible la jornada del sábado pero ya el domingo, el sol se abrió paso para dejar las más bellas estampas de Cuéllar tintado de blanco. El trabajo del dispositivo formado por Servicios Municipales, Policía Local y Protección Civil fue clave en una copiosa y larga nevada. La labor realizada por los colaboradores de la Cámara Agraria de Cuéllar con tractores, más el de algunas empresas privadas con retroexcavadoras, permitió limpiar las principales vías para que el domingo fuera posible -aunque poco recomendable- circular en coche por la localidad.

Desde la noche del sábado, más tractores y el vehículo de Protección Civil continuó con esparciendo sal, seguido de cerca por el alcalde y concejales que, en otros vehículos, fueron coordinando todas las acciones. Carlos Fraile y otros concejales no dudaron en ayudar en la retirada de nieve con palas, en ciertas zonas como el barrio de Valdihuertos, donde la acumulación dejaba anegadas escaleras y rampas. El trabajo realizado durante la peor jornada, la del sábado, fue fundamental en el desarrollo de un domingo soleado bajo la nieve y con mucho mejor acceso en las zonas más complicadas. Las principales vías de la localidad quedaron bastante despejadas; otro punto favorable fueron las temperaturas nocturnas: solo uno o dos grados bajo cero, que no helaron toda la nieve caída. No obstante, la noche del domingo al lunes se han cumplido las previsiones y el hielo es ahora el protagonista.

Así, la ardua labor del dispositivo puesto en marcha también permitió que los vecinos disfrutaran de un día de nieve lleno de diversión. Aprovechar esta nevada que no se sabe cuándo se repetirá con estas características fue el pensamiento común de la mayoría de los cuellaranos, que compartieron todo tipo de fotografías en las redes sociales; los principales monumentos cubiertos por un bello manto blanco copan la red.

Para este lunes se espera ir retomando la normalidad muy lentamente y a medida que ‘Filomena’ remite, aunque desde el Consistorio recuerdan que es necesaria mucha precaución, evitar zonas sombrías y aquellas en las que la nieve y hielo se acumulan.