Nuevos pasos de peatones en la confluencia de calles La Resina, Concepción y Huertas. / C.N.
Publicidad

La localidad de Cuéllar cuenta ya con más de una docena de pasos de peatones ubicados en puntos estratégicos que requerían de una mayor seguridad vial para peatones y conductores. Los trabajos se vieron interrumpidos por las lluvias y lo que en principio estaba programado para una jornada, se alargó durante la semana. No obstante, la pintura de los nuevos pasos de cebra concluyó a mitad de semana en todos los puntos planificados.

La zona en la que más se ha trabajado ha sido el casco urbano, concretamente la Plaza de Los Coches y la confluencia entre las calles Resina, Concepción y Huertas. En estos cruces se han pintado un total de siete pasos de peatones que conectan todas las aceras y han eliminado los puntos ciegos, como el del final de la calle Parras con San Pedro, entre otros. A mayores, se han ubicado otros dos pasos de peatones en los aledaños: uno al comienzo de la calle Parras y otro al final de la calle Chorretones, un punto muy conflictivo que además cuenta con gran afluencia de viandantes.

Además, se han pintado el resto de los que el concejal de Seguridad y Tráfico, Tomás Marcos, había anunciado en el resto de zonas. La calle Octavio Paz, la Avenida Camilo José Cela y la calle Puerto Rico, en la zona norte, ya cuentan también con los pasos nuevos. Ayer por la mañana concluía el repintado de varias de las plazas de estacionamiento por operarios municipales.

Para buena parte de los cuellaranos, la ubicación de los pasos en la Plaza de Los Coches y aledaños ha sido una sorpresa, ya que la pintura blanca ocupa buena parte de la calzada. No obstante, la idea generalizada es de que se ha satisfecho una necesidad latente para los peatones, que hasta ahora cruzaban sin control ni seguridad alguna.  Tanto conductores como viandantes se encuentran en una primera “fase de adaptación” a las nuevas señalizaciones, que obligan a reducir la velocidad en varios puntos.