acto violencia machista alina la granja de san ildefonso
El pueblo recordó a su convecina con un ramo de flores en la placa de homenaje a las víctimas. / A.M.

Eran poco mas de las nueve y cuarto de la mañana del 15 de agosto de 2020. Alina Erica, una mujer de 37 años, madre de un joven de 16 años era agredida en plena calle por su expareja tras mantener una breve discusión tras la que su agresor le asestó varias puñaladas que acabaron con su vida. Un crimen machista que hace un año conmocionó al Real Sitio de San Ildefonso, cuyos vecinos quisieron recordarla y reivindicar la lucha contra la violencia machista este domingo en un acto que reunió en la Plaza de los Dolores a cerca de un centenar de personas convocadas por el Ayuntamiento.

En la Plaza de los Dolores, frente a la casa Consistorial, se daban cita autoridades y vecinos para participar en esta triste pero necesaria convocatoria en la que el recuerdo de Alina –Ana, como era conocida en el pueblo en el que vivía y trabajaba desde hace años- estuvo presente en cada una de las personas que asistieron desafiando el fuerte calor del mediodía.

El alcalde del Real Sitio, Samuel Alonso –acompañado por la subdelegada del Gobierno Lirio Martín, la diputada delegada de Asuntos Sociales Azucena Suárez y el procurador del PSOE en las Cortes regionales José Luis Vázquez– se dirigió a los presentes para significar el rechazo unánime del pueblo a un crimen que tiñó de luto la vida de los ciudadanos y que fue “un claro ejemplo del sinsentido que supone la pérdida de la vida de una mujer por el simple hecho de serlo”. Asimismo, animó a la sociedad a seguir unida en la lucha contra la violencia de género y en la defensa de las políticas que hacen posible combatirla y dar medios a las mujeres que la padecen para que no se sientan solas.

Después, se dio lectura a un manifiesto en el que se recordó a las 31 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año, señalando que la violencia machista “no conoce límites y nuestra sociedad lamentablemente no parece ser capaz de ponerle fin a esta lacra que nos avergüenza como seres humanos”.

“La violencia machista es el peor cáncer de una sociedad comprometida precisamente en la lucha para erradicarla –continuó el manifiesto- por ello desde el Ayuntamiento, nuestro firme compromiso de no desfallecer, de trabajar codo con codo en la búsqueda de soluciones que permitan a la mujer sentirse libre y protegida, reivindicando sus derechos ante aquellos que menosprecian su valor y su vida”.

Un prolongado aplauso subrayó el apoyo del pueblo tras la lectura del manifiesto, para después trasladarse al lugar en el que La Granja recuerda a las víctimas de violencia de género tras el crimen machista del pasado año, en el que se depositó un ramo de flores en homenaje a Alina y a todas las mujeres que sufren esta lacra social.