Concentración de los vecinos de Lastras de Cuéllar pidiendo agua potable para el municipio. / KAMARERO

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la Diputación de Segovia y el Ayuntamiento de Lastras de Cuéllar han suscrito un protocolo para solucionar definitivamente el abastecimiento de agua potable de este municipio, en el que se ha fijado el importe estimado de las obras, que asciende a unos 500.000 euros. La Junta y la institución provincial financiarán un 40% cada una y el Ayuntamiento de la localidad el 20% restante. En el protocolo queda establecido que la entrega del proyecto esté prevista para diciembre de 2020, la licitación de las obras para enero de 2021 y el plazo de ejecución de las mismas se estima en nueve meses.

El municipio de Lastras de Cuéllar ha tenido sucesivos problemas de contaminación en su fuente de abastecimiento: primero por arsénico y posteriormente por nitratos. La primera de las contaminaciones se solucionó en 2015 con una actuación de la Consejería que consistió en instalar una potabilizadora de lechos de adsorción de hierro, específica para la eliminación del arsénico.

Posteriormente han aparecido concentraciones de nitratos en valores superiores a los permitidos por la legislación vigente, no siendo posible eliminar este contaminante con la potabilizadora existente. Durante este tiempo, los vecinos de Lastras reclamaron agua potable hasta ser atendidos por las instituciones.

Con el fin de dar una solución definitiva al problema, y después de verificar que el manantial ‘Las Fuentes’ tiene suficiente caudal, la Consejería ha encargado la redacción de un proyecto que contempla la ejecución de una toma de agua en el citado manantial, así como el sistema de impulsión necesario para su conducción hasta el depósito elevado del municipio.