Un momento de la visita a la obras en la antigua travesía. / el adelantado
Publicidad

El viceconsejero de Infraestructuras y Emergencias, José Luis Sanz Merino, acompañado por el delegado territorial, José Mazarías, visitó ayer el comienzo de las obras de acondicionamiento que ejecuta la Junta de Castilla y León en la antigua travesía de la CL-601, en Sanchonuño. El objetivo es mejorar la seguridad vial en la vía que se encontraba en mal estado, tanto en el pavimento de la calzada como en las aceras, con una sección transversal irregular.

La ejecución de los trabajos se ha adjudicado a la empresa Tecnofirmes. Tecnología de Firmes S.A, con un presupuesto final de 217.526,54 euros, y un plazo de ejecución de las obras de seis meses.

La intervención afecta a un tramo con una longitud aproximada de 400 metros, desde el punto kilométrico 1,700 al 2,120, y presenta una sección transversal variable tanto en la calzada como en las aceras, presentando incluso un punto singular de 4,50 metros de calzada sin casi aceras.

Los trabajos comprenden la demolición de las aceras existentes para su renovación, con un acabado de adoquines. En las zonas de los vados peatonales se empleará pavimento táctil, acorde a la normativa de accesibilidad. Y los bordillos y aceras se adaptarán a la rasante existente. En cuanto al firme se ha proyectado su fresado y reposición, también en zonas de aparcamiento.