Coca inaugura el primer Museo del Servicio Forestal Español

El alcalde cifra la inversión en algo menos de 400.000 euros, aunque con el trabajo realizado llegaría al millón

Coca ya puede presumir de tener el primer Museo del Servicio Forestal Español, único en su categoría en todo el país, así como un centro de interpretación de los trabajos de los agentes forestales y su administración, ubicado en el Centro Europeo de Referencia de las Resinas Naturales y sus Materias Primas (Cerebosma). El espacio museístico fue inaugurado ayer por el alcalde en funciones de la localidad, Juan Carlos Álvarez Cabrero, quien se atavió para la ocasión con un uniforme de agente forestal de la década de los 50 —uno de los muchos que se recogen en el centro, de diversas épocas—, haciendo así un homenaje a las personas que han dedicado su vida a esta labor, desde sus inicios en el siglo XIX.

Álvarez recordó cómo nació el Centro Nacional de Semillas Forestales —germen del centro museístico inaugurado ayer—, usado como almacén desde 1953 a 1985, que luego se dejó como como base de los retenes de incendios. Y en dicho edificio, dijo el alcalde en funciones, “llevo treinta años guardando materiales antiguos, chatarra y porquería como decían algunos, pero al final todo tiene valor”.

Y por fin, el trabajo realizado durante los últimos veinte años, vio ayer sus frutos, aunque aún queda mucho por delante. “Llevo treinta años recuperando y guardando cosas y veinte años para poner el centro en marcha —cuenta Álvarez—. Al principio se veía antiguo, viejo, y la gente no confiaba en ello. Pero yo veía en mi cabeza lo que estoy viendo ahora. Y todavía me queda por hacer los escritos de cada pieza, porque solo las conozco yo”.

En cuanto al presupuesto que ha sido necesario para levantar el Museo, el también presidente de la Mancomunidad de Villa y Tierra señaló que “la inversión, si se calculara todo el trabajo que he puesto yo, llegaría al millón de euros. Pero el valor real que nos ha costado es de 350.000 o 380.000 euros”, aportados por todas las instituciones públicas: Ministerio de Agricultura, Junta de Castilla y León, Diputación Provincial y Ayuntamiento de Coca. Asimismo, las administraciones también han aportado algunas de las piezas que pueden verse ya en el centro de interpretación de la administración forestal española.

El objetivo fundamental del Museo es poner en valor “la labor que realiza este servicio [la administración forestal y los agentes forestales] en España, que es encomiable y desconocida”, resaltó Álvarez. Idea en la redundó Carlos del Álamo, presidente de los Colegios de Ingenieros de Montes de España: “Es una labor callada, anónima, alejada de la ciudad y los medios de comunicación, que solo se ve cuando se hace algo como este Museo”.

Asimismo, Del Álamo destacó que gracias a este espacio Coca se convertirá en centro de referencia del trabajo y la mejora genética de los montes, a la vez que contribuirá a crear una “cultura forestal en la zona”.

En el mismo sentido se expresó José Ángel Arranz, director general de Medio Natural de la Junta, para quien “este es un centro de referencia para el sector, donde se exponen elementos de un gran valor etnográfico y que recorre la historia forestal desde su comienzo, hace ya más de un siglo. Lo que se pretende con este centro es dar a conocer la ingente labor realizada por este sector, lo que nos permite exhibir hoy en día unos montes bien conservados y de motor económico para nuestros pueblos. Además, desde aquí se pretende liderar la modernidad de estos sectores. La resina está siendo otra vez puesta en valor y está siendo motor de empleo rural y necesita actualizarse, modernizarse en todos sus sentidos, y tiene que haber un centro donde se conjuguen estas ideas”.

Y es que el Museo y centro de interpretación del Servicio Forestal Español exhibe especies forestales, vehículos, maquinaria, equipos, uniformes, medios humanos, superficies repobladas, montes gestionados, torrentes contenidos, presas, accesos, pesca, caza, especies protegidas, parques nacionales, incendios, plagas y todo aquello vinculado a dicha administración.

Los visitantes pueden encontrar, entre otros, el carruaje del jefe forestal de León de 1920 o una cuba de resina del siglo XVIII, además de carruajes de montería y vehículos que datan desde los años 40.

El edificio, de más de 2.000 metros cuadrados, está ubicado en una superficie protegida situada en una parcela de cuatro hectáreas, en un monte de utilidad pública gestionado por la administración forestal de Castilla y León.

Convenio con la Escuela Superior de Ingenieros de Montes de Madrid

El Museo del Servicio Forestal Español de Coca ha firmado un convenio con la Escuela Superior de Ingenieros de Montes de Madrid —que esta abierto a firmarse con otras escuelas— para que los alumnos realicen en el centro las prácticas del plan Bolonia. Según explicó el alcalde en funciones, Juan Carlos Álvarez, “pueden hagan un proyecto de lo que crean conveniente, de resina, de hongos… Se pueden quedar aquí a dormir, porque hay de todo, ropa de cama, cocina, lavadora, baño, etcétera. Solo se tienen que traer su comida. Lo único que no hay es televisión, porque tenemos muchos problemas con las antenas en esta zona y es que aquí

caen muchos rayos y uno puede partir el edificio en dos”. Hay 12 plazas para los alumnos.

Asimismo, también se organizarán actividades para los escolares de la provincia. “Para colegios está preparado para 50 alumnos. Hay una pantalla de proyección, música ambiental en todo el centro…”, recalcó Álvarez.

Web | Ver más artículos

El Adelantado de Segovia es un diario español editado en la ciudad de Segovia. Se trata del decano de la prensa de la provincia de Segovia, y es el periódico más difundido de la misma.​ En 1996 se convirtió en el primer periódico de Castilla y León en disponer de edición digital en internet.​