Iglesia parroquial de San Julián Mártir.
Iglesia parroquial de San Julián Mártir.
Publicidad

FOTOS: JOSE ANTONIO SANTOS

El nombre de Cobos de Fuentidueña nos indica que sus primeros pobladores habitaron en cuevas o covas y el municipio, ubicado en una ladera del río Duratón, mantenía en el siglo XIII su nombre sin el apelativo referente a Fuentidueña, que llegó en el siglo XIX por pertenecer a esta Comunidad de Villa y Tierra.

En este municipio, que oficialmente tiene 34 habitantes censados pero tan solo 15 o 20 durante los meses de invierno, abundan los pinares, los bosques de robles y chopos y, dentro de su término municipal, se encuentra el despoblado de Nabuba.

Cobos de Fuentidueña está rodeado por municipios como San Miguel de Bernuy, Tejares, Navalilla, Carrascal del Río y Castro de Fuentidueña.

En cuanto a la forma de vida de los habitantes de esta pequeña localidad, la mayoría son jubilados que viven de sus pensiones pero también hay dos o tres personas que se dedican a la agricultura y otros que trabajan en el sector de la fresa, en otro municipio. En definitiva, como dice la alcaldesa de la localidad: “Este es el típico pueblo de la España Vaciada” aunque, con optimismo añade que no ha perdido la esperanza, “¿por qué no pueden cambiar las cosas? … Igual que yo vivo aquí, a lo mejor algún día, la gente quiere venir a vivir a estos pequeños pueblos…”

PATRIMONIO
Entre los monumentos que forman su patrimonio, cabe destacar la iglesia de San Julián Mártir, situada en la zona más fértil de la Vega del Duratón, en la que se asienta la población. Este edificio fue construido en época románica, como recuerdan su imponente portada y su cabecera con forma de ábside de tambor que está adornado con tres ventanales. En el interior, el presbiterio con arcadas, y destaca su singular pila bautismal. Esta iglesia fue restaurada en los años 90 y es una mezcla entre la corriente arquitectónica de San Miguel de Fuentidueña y el Monasterio de Sacramenia. Su ábside cuenta con bellas proporciones y una disposición similar al templo de la villa pero su puerta, en uno de sus laterales, recuerda a la de la iglesia monacal de Sacramenia. Los capiteles y canecillos son lisos y sin ningún tipo de relieve.

Junto a la iglesia, son parte del patrimonio de Cobos de Fuentidueña, las dos ermitas: La de San Juan y la de San Benito, esta última ya en ruinas. También, las Fuentes de San Benito, junto a las ruinas de la ermita y la de las Mozas, que proporciona agua de gran calidad, a toda la localidad.

Al ser un pueblo ubicado en la zona de los Vinos de Valtiendas, que estos días inician su vendimia, no podemos olvidar la existencia de cuevas o bodegas soterradas en las que aún, alguno de los vecinos, sigue produciendo vino pero para su uso particular pues esas bodegas, excavadas en las laderas, son utilizadas hoy como punto de reunión y ocio y, en ellas, junto al vino de cosecha, para autoconsumo, se disfruta de asados de cordero, chuletas y cangrejos, que también son una tradición.

Por último, para los vecinos, es importante recalcar el paso del río Duratón por Cobos de Fuentidueña pues sus aguas, “hacen que los vecinos pasen unos veranos estupendos, tanto a niños como a mayores, pasamos muchos ratos allí”.

CARAVANA DE MUJERES
ASOCAMU, es la Asociación que desde 1995 promovió diferentes Caravanas de Mujeres con el lema “Amor por la Repoblación Rural” por diferentes puntos de la geografía española, algunos de ellos en nuestra provincia: Castillejo de Mesleón, Villa de Fuentidueña, Cobos de Fuentidueña… pero también, otras poblaciones de Ávila, Palencia Zamora, Valladolid… han sido el punto de destino de estas caravanas que surgieron a raíz de verse una película, “Caravana de Mujeres”, sobre la repoblación de los colonos del oeste americano, en el año 1985.

Manuel Gozalo Hernando, natural de Fuentesaúco de Fuentidueña (Segovia), fue el encargado de organizar estas caravanas y, en su pueblo natal, organizó la primera el 15 de junio de 1995 que llegaron a alcanzar una gran repercusión en la época, hasta el punto de que la directora de cine, Icíar Bollaín hizo una película sobre esta temática titulada “Flores de otro mundo” (1999), basada en las Caravanas del Mujeres “al estilo de ASOCAMU”.

Recordamos que el llamado éxodo rural comenzó en 1950, continuó en los años 60 y 70 y, aún permanece. En el caso de las Caravanas de Mujeres que han llegado a Cobos de Fuentidueña, la última, en agosto de 2017, fue organizada por la asociación “Ahora vas y lo cascas”. En total se en Cobos se han organizado cuatro caravanas. Vienen desde Madrid, el autobús salía de la Glorieta de Cuatro Caminos. Como consecuencia de estas aventuras, en esta localidad de Cobos de Fuentidueña, han surgido 2 matrimonios.

COMUNIDAD DE VILLA Y TIERRA DE FUENTIDUEÑA
Es una organización política que en los siglos XI y XII se encargó de organizar la repoblación cristiana de las tierras del sur del Río Duero. Cada Comunidad tenía entidad y personalidad propias: Territorio, fuero… cada vecino era y sentía ser de su Comunidad, de Fuentidueña, de Sepúlveda…

Las Comunidades de Villa y Tierra eran pequeños Estados de Derecho, autónomos, que se gobernaban democráticamente, donde los oficios de justicia y gobierno, jueces y alcaldes, se nombraban por elección popular…. hasta que el régimen señorial… lo fue desmontando.

La Comunidad de Villa y Tierra de Fuentidueña cuenta con 21 pueblos que se dividen en 16 municipios, 4 barrios y, una entidad local menor.

FIESTAS
En el calendario de fiestas de Cobos de Fuentidueña encontramos que las dedicadas a la Virgen del Rosario, son las fiestas mayores o principales. Se celebran el primer fin de semana de octubre. Además, con menos intensidad, se celebra la fiesta del patrón, San Julián, al finalizar las Navidades, el día 7 de enero y, para completar ese calendario, se celebra, como en todos los pueblos de tradición agrícola, la fiesta de San Isidro Labrador, en el mes de mayo.

Concretamente el día de San Isidro (15 de mayo), los actos se componen de misa, procesión y, romería con chuletada… aunque, comenta la alcaldesa desde hace un par de meses, Mónica de la Fuente (PP), las distintas fiestas del pueblo, a lo largo del año, se celebran con actividades similares a las de las fiestas de cualquier pueblo de Segovia o de Castilla y León. Por poner un ejemplo, en la fiesta de la Virgen del Rosario, se hace una procesión en la que se baila la jota delante de la imagen, se siguen subastando los palos de las andas para introducir a la Virgen en la iglesia y colocarla en su trono y se remata la jornada con paella para todo el que quiera a la hora de comer y, parrillada y verbena por la noche. En las fiestas, no podemos olvidar los juegos autóctonos como el Chito o los Bolos.

En Cobos de Fuentidueña tienen una asociación cultural llamada “El Cascajal” que se encarga de organizar la Semana Cultural con viajes y actividades muy variadas. Además, ayudan a organizar las fiestas del pueblo encargándose de la parrillada y las fiestas de disfraces, entre otras cosas.

Al hablar de fiestas con la alcaldesa de Cobos de Fuentidueña, preguntamos por la Super Cabalgata que se celebra cada Navidad por esas tierras… En ella participan varios pueblos cercanos a Cobos de Fuentidueña (San Miguel de Bernuy, Fuente el Olmo de Fuentidueña, Torrecilla del Pinar, Fuentepiñel y Fuentesaúco) aunque, de momento, la localidad que nos ocupa no está incluida en la ruta que siguen sus majestades en el saludo a los niños de este rincón de la provincia…

DÓNDE DORMIR Y COMER
La pequeña localidad de Cobos de Fuentidueña no cuenta ni con casas rurales ni con restaurantes pero, en este último caso, dispone de un pequeño bar o club social, que pertenece al Ayuntamiento, donde se puede tomar un café y “echar la partida”.

Pese a todo, la posibilidad de visitar tanto esta localidad como toda la zona sigue existiendo pues San Miguel de Bernuy se encuentra a 17 km de Cobos y, Carrascal del Río, a 3,3 km. En ambos casos, las posibilidades de alojamiento son muchas.

RECETA

En Cobos de Fuentidueña, la encargada de ofrecernos uno de los platos de la gastronomía popular de la zona, ha sido Cindina, quien ha nacido en la localidad y desde siempre ha vivido en ella. Nos cuenta que “en Cobos de Fuentidueña, en invierno hace mucho frio pero, en verano, como tenemos un río (el Duratón), se está muy bien”.

Lo primero que nos comenta es que “soy muy mala guisandera”, algo que en ningún caso nos creemos y también, que su pueblo es muy tranquilo y muy bonito. Cindina, que tiene 2 hijos y 3 nietos cuenta que cuando llega el invierno, los platos más habituales a la hora de comer, en esta zona son “las sopas, el cocido, las patatas, las sopas de ajo o el pollo de corral…”

Precisamente este último plato, el “Pollo de Corral Guisado” es la receta que nos ha dejado:

Ingredientes: Un pollo de corral troceado, pan, ajos, aceite de oliva, pimienta, orégano, vino blanco y unas almendras fileteadas o machacadas.

Modo de prepararlo: Primero se limpia y trocea bien el pollo. Después se fríe un poco en aceite de oliva. En el aceite se fríe un poco de pan con un poco de ajo. Se saca el pan y el ajo de la sartén y se pasa a un mortero, se machaca todo, con un poco de pimienta y un poquito de orégano y un vaso de vino blanco. Cuando todo está bien mezclado se añade a la cazuela donde se encuentra el pollo y, añadiendo un poquito de agua, se deja a fuego suave hasta que el pollo está tierno. Al servirlo, se pone por encima una cucharada de almendras laminadas.

De paso, preguntamos a Cindina por un dulce que nos sirviera de postre tras este estupendo guiso de pollo de corral y nos contó cómo hacen en Cobos de Fuentidueña, un dulce llamado “los Chorretones”:

Ingredientes: Harina, huevo, azúcar y anís.

Modo de prepararlos: se unen todo los ingredientes, se hace una masa y, se extiende para poder cortar en pequeñas porciones… se va friendo. Al salir de la sartén, se pone sobre un papel de cocina para quitar la grasa que sobra y, se añade miel por encima. Este postre recuerda a las famosas Hojuelas, tan típicas en estas tierras.

Nos cuenta Cindina que este dulce, en Cobos de Fuentidueña, lo realizan durante todo el año pero, sobre todo, durante los días de Carnaval.

COBOS DE FUENTIDUEÑA EN POCAS PALABRAS

Distancia: A 68,4 km de Segovia
Población: 34 hab censados
Alcaldesa: Mónica de la Fuente (PP)

Patrimonio:
— Iglesia parroquial de San Julián
— Ermita de San Juan
— Ermita de San Benito (ruina)
— Fuente de San Benito
— Fuente de Las Mozas
— Cuevas o Bodegas
— Río Duratón

Fiestas:
— Fiesta de la Virgen del Rosario, primer fin de semana de octubre
— Fiesta de San Julián, enero
— San Isidro Labrador, mayo

Asociación:
— Asociación Cultural “El Cascajal”

Hecho curioso:
— Caravanas de Mujeres, la última en llegar a Cobos de Fuentidueña, en agosto de 2017