Un momento del encuentro en el colegio Agapito Marazuela.
Publicidad

El claustro de profesores del CEIP Agapito Marazuela del Real Sitio acogió ayer un encuentro con el delegado territorial de la Junta, José Mazarías, el jefe del Servicio de Medio Ambiente, Pedro Ejarque, el de la Sección de Gestión Forestal, Ignacio Quintanilla, y la codirectora del Parque de la Sierra de Guadarrama, Patricia Riquelme. La cita tenía como objetivo enfocar las acciones de educación ambiental que se van a llevar a cabo este curso en el centro, dirigidas a niños de entre 3 y 12 años, aprovechando la vivencia del incendio que se produjo este verano en la Sierra de Guadarrama.

Mazarías destacó “el gran reto” que supone para la Junta el incendio ocurrido el pasado agosto, debido al “complejo” dispositivo de medios que requirió su extinción, por la intensidad y por la complejidad de las labores que se han seguido realizando y las tareas de reforma que se están llevando a cabo.

En la misma línea habló de  “una oportunidad dentro de la desgracia” a la hora de mejorar los procesos y sistemas de trabajo y llevar a cabo una difusión social de los mismo para “incrementar la educación ambiental de los ciudadanos”. Dentro de esta idea entra en escena la labor, que desde los centros educativos, tienen los docentes a la hora de concienciar al alumnado en materia de incendios forestales. Por ello, la Junta de Castilla y León va a asesorar al centro que, durante este curso, va a llevar a cabo el proyecto de educación ‘Gaia’ centrado en incendios forestales y además, desde el Servicio de Medio Ambiente, se va a colaborar en actuaciones conjuntas dentro del proyecto que aún no se han definido. En la reunión, los técnicos expusieron cuestiones relativas a los aspectos fundamentales de los incendios forestales: prevención, extinción y restauración.

Así, desde el punto de visa de la prevención, los técnicos de la Junta han explicado a los profesores la importancia de conocer el valor de los bosques y los recursos forestales; a comprender para qué sirven las infraestructuras de defensa contra incendios (cortafuegos, puntos de agua, etc).

Desde el punto de vista de la extinción, se comentaron las técnicas y medios con que se cuenta para afrontar este tipo de emergencias en Castilla y León, del duro trabajo del combatiente, de la necesidad de una planificación y estricta organización y de los factores que condicionan la evolución y gravedad del incendio.

Por último, se explicaron cuáles son las labores de restauración que se están desarrollando en el lugar del incendio, como la restauración hidrológico-forestal, la corta y extracción de la madera dañada, la planificación de la restauración de la cubierta vegetal y la restauración de ecosistemas singulares y del patrimonio cultural del Parque Nacional.