Los representantes de Ciudadanos, en el peaje de la AP-51 en Villacastín./E.A.
Publicidad

La procuradora de Ciudadanos por Segovia, Marta Sanz Gilmartín, ha criticado la falta de credibilidad del Partido Socialista en relación a la supresión de los peajes de las autopistas, concretamente el de la A-6, y ha asegurado que “la credibilidad del ministro Ábalos es la misma que la de un billete de tres euros”. Sanz Gilmartín hizo estas declaraciones junto a la procuradora naranja por Ávila, Inmaculada Gómez, en el encuentro con los medios organizado por Ciudadanos ayer en Villacastín.  La procuradora afeó que, por el momento, “la única medida del PSOE contra la despoblación ha sido duplicar la materia impositiva de los peajes”, lo que genera un agravio respecto a las zonas en las que no se aplica –como las vías del Corredor Mediterráneo– y reduce la competitividad de las provincias limítrofes con Madrid.

En declaraciones a Europa Press, Marta Sanz manifestó que “estamos cansados de oír sus promesas, de oír decir al ministro de Fomento que va a regar de dinero nuestra Comunidad, que se van a realizar las obras que nunca se realizan y ver cómo ese dinero nunca llega”.

La parlamentaria autonómica recordó que el Gobierno aún debe 140 millones por el IVA a Castilla y León e insistió en que, si el objetivo era fijar población y empresas, “con su política actual el PSOE está obteniendo el efecto contrario”.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Segovia, Noemí Otero, afirmó que “exigimos esta medida porque se trata de una cuestión de equidad, a día de hoy, los segovianos y abulenses –pero también el resto de castellanos y leoneses así como muchos españoles de la mitad norte de la península– estamos siendo agraviados con respecto a otras partes de España” y recordó que “el hecho de que nosotros paguemos peajes injustos y haya otros territorios que dejen de pagarlo con motivo de un acuerdo de investidura es un clarísimo ejemplo de insolidaridad, discriminación y quebranto de la igualdad de los españoles”.

Además, la portavoz municipal fue tajante al asegurar que “los segovianos y los abulenses necesitamos liberarnos de esta barrera que lastra profundamente nuestra economía y nuestro desarrollo. El futuro de provincias pequeñas como las nuestras está en jaque, y estas medidas agravan más si cabe nuestra precariedad demográfica. Además de ser un peaje injusto es extremadamente caro. En España solo hay seis peajes más caros que el nuestro”. Por estas razones, Otero aseguró que, como dice la moción que defenderán próximamente, “es fundamental que hasta que se suprima definitivamente el peaje, exista una bonificación completa para los segovianos y abulenses que utilicen este peaje de manera recurrente: ya sean empresarios o trabajadores por cuenta ajena, o que viajen por cuestiones de salud”.

Sanz Gilmartín y Otero estuvieron acompañadas por cargos de la formación naranja de Ávila y Segovia, ofreciendo las declaraciones frente a los accesos al peaje de la AP-51 en su entrada por Villacastín. Esta iniciativa se suma a la presentación de una proposición no de ley en las Cortes de Castilla y León en la que se pedía la supresión de los peajes o, en su defecto, medidas compensatorios para los usuarios habituales y frecuentes.