Varios participantes disfrutan de una de las comidas. / El Adelantado
Publicidad

Alrededor de 200 personas participaron en la popular matanza donde pequeños y mayores disfrutaron de un fin de semana donde nunca faltó la comida, gran aliciente de esta fiesta, de la buena música gracias a los grupos Jam One’s Band, Sbeerock’s y Alto Stanley que amenizaron las noches del viernes y sábado.

El concurso de postres estuvo muy reñido y fue difícil escoger a los ganadores entre los 14 platos presentados donde se pudieron degustar diferentes tartas, flanes, brazos gitanos, entre otros. Los juegos de madera tradicionales atrajeron a muchos niños que aprendieron y jugaron durante la tarde del sábado.

Más de 300 euros fueron recaudados para la Asociación Síndrome de Down de Cáceres, que estuvo presente en la fiesta divirtiéndose con los vecinos del pueblo en estos días de tradición.