Publicidad

El nombre de esta pequeña localidad, con tan solo 33 habitantes censados y 20-22 personas residiendo de manera habitual, hace referencia a una posible cilla o panera, un almacén de grano que habría podido estar ubicado en la zona. Para completarlo, en el siglo XIX se le añadió el nombre del patrón, San Mamés. En el sudeste de la provincia de Burgos existen otras dos localidades con el nombre de Cilleruelo, lo que hace pensar en la existencia de algún vínculo especial entre las tres.

El pueblo se encuentra ubicado en la zona de Hornuez y es uno de los municipios menos poblados de nuestra provincia aunque, en verano y fines de semana, su población se multiplica alcanzando los 200 habitantes en algunos momentos.

Por su término municipal pasa el río Carabielas, se encuentra a una altitud de 982 m y a 91 km de la Segovia. La población más cercana (a 2 km) es Campo de San Pedro, localidad que por su situación de cabeza de comarca, abastece a los vecinos de Cilleruelo, de lo necesario.

Patrimonio

Como es de imaginar, la iglesia parroquial de San Mamés es uno de los puntos de su patrimonio. Es una iglesia de origen románico, como muestra su cabecera rectangular, aunque tiene otros elementos, como la sacristía y la espadaña, construidas en el siglo XVIII, que son claramente de estilo barroco y se añadieron con posterioridad, entre los últimos momentos del siglo XVII y la primera mitad del XVIII.

Su construcción se basa en mampostería rematada con sillares de piedra que refuerzan sus esquinas. Se observa que la construcción se levanta sobre un zócalo y tiene planta basilical, con tres naves, siendo la central más ancha y alta que las otras dos.

Su portada tiene grabada la fecha de 1704 y, sobre el dintel de la misma, aparece el escudo de San Pedro con una cruz y dos pináculos de bola. En el interior, las naves laterales del templo se separan con arcos y se cubren con una cubierta de madera a un agua. La nave central, en cambio, tiene un artesonado, oculto por un cielo raso (techo falso colocado a una cierta distancia del techo real). Del artesonado solo se pueden observar las ménsulas labradas y policromadas que soportan las vigas. La cabecera se cubre con una bóveda de lunetos (aquella que está atravesada de manera perpendicular por otras menores o lunetos), mientras que la sacristía se cubre con una bóveda de crucería gótica.

En el interior, esta iglesia guarda otras importantes obras de arte como una cruz procesional realizada en Segovia en el siglo XVI y una custodia de sol del siglo XVIII. Se encuentra también en la iglesia una pila bautismal y seis retablos barrocos dedicados en el lado sur, a la Virgen de las Soledad y a San Antonio de Padua, en la nave norte, a San Roque, al Padre Eterno (imagen que perteneció a la desparecida Ermita de la Soledad) y a la Oración en el Huerto de los Olivos.

El retablo mayor tiene lienzos de San Juan, San José, San Marcos, Santa Brígida y San Mamés. Este retablo fue declarado BIC en 1994.

En el monte cercano al pueblo existió una ermita de la que hoy apenas quedan unas piedras. En este templo se daba culto a la imagen del Padre Eterno que, a causa de la desaparición del templo, fue trasladada a la iglesia parroquial, donde aún hoy permanece.

El Ayuntamiento de Cilleruelos de San Mamés es también el encargado de gestionar dos montes de utilidad pública. Uno de los montes cuenta con un gran pinar, en el que este año harán un entresaque (cortar árboles para aclarar un monte y espaciar las plantas que han crecido demasiado juntas).

En ambos, hay abundancia de setas, por lo que participan en el Proyecto Myas de Regulación y Comercialización de los Recursos Micológicos de la Junta de Castilla y León, y caza. Además, el pueblo cuenta con varias fincas rústicas que arrienda a los agricultores de la zona para ampliar un poco su presupuesto.

Fiestas

La fiesta patronal se celebra el 11 de junio, día de San Bernabé. Ese día realizan una romería en la pradera de Hornuez que se conoce como “El Voto”.

“El Voto” es una romería independiente de la que se celebra en mayo en el mismo lugar en honor de Nuestra Señora de Hornuez. “En El Voto, participan una serie de pueblos y tenemos cada uno un día. Nosotros somos cuatro pueblos: Fuentemizarra, Valdevarnés, Carabias y Cilleruelo de San Mamés. La tradición dice que el día de la romería, primero se celebra una misa y después, el Ayuntamiento ofrece un vino español a los vecinos que quieran unirse. Cada vecino lleva su comida, sus sillas y mesas y, cada pueblo participante se coloca en un lugar de la pradera para echar él día”, dice su alcalde.

También celebran la fiesta de San Mamés el día 18 de agosto. Esta fiesta coincide con las de casi toda la provincia al celebrarse en esos mismos días Nuestra Señora de la Asunción y San Roque. La fiesta de San Mamés, su fiesta grande, reúne a un gran número de vecinos aprovechando las vacaciones de muchos de ellos.

También en Cilleruelo de San Mamés, se celebra la festividad de San Isidro Labrador, en el mes de mayo, al igual que una de las fiestas más conocidas en nuestra provincia, la romería de Nuestra Señora de Hornuez, el último domingo de mayo, a la cual acude la localidad de Cedillo de San Mamés, por ser uno de los municipios integrantes de la Mancomunidad de Nuestra Señora de Hornuez.

Esta conocida romería conmemora un milagro ocurrido en el siglo XIII cuando la Virgen se apareció a unos pastores que descansaban bajo un enebro. Desde aquel momento, cada 28 de mayo se recuerda aquel hecho pero, para facilitar la presencia de los vecinos de la zona y los muchos devotos de la Virgen, los festejos han sido trasladados al domingo.

Cilleruelo de San Mamés hoy

El principal problema de la localidad es su escasísima población que, sin ser el municipio menos poblado de Segovia, sí está considerado como municipio en peligro de extinción.

El alcalde de Cilleruelo de San Mamés desde 2007, César Maté Sanz (PSOE), comenta que tienen muchas dificultades para luchar contra esta situación porque no disponen de viviendas para alquilar con la intención de conseguir nuevos habitantes en el municipio… “es complicado decir que estamos haciendo algo… estamos manteniéndolo, que no es poco”.

En su charla, el alcalde comenta que si ha sido difícil que la gente se asiente en estos pueblos que llaman de “la España Vaciada” hasta ahora, a partir de este momento, con el cierre de los consultorios médicos que han puesto en pie al mundo rural, las posibilidades disminuyen.

El alcalde considera que el futuro será difícil porque será imposible que alguien quiera asentarse en pueblos como Cilleruelo de San Mamés “sabiendo que para que le vea un médico, se tendrá que desplazar 20 km como mínimo y, para ir al hospital, 90…”.

La mayor parte de la población tiene “cierta edad”, hay varios agricultores, un carpintero, unos jóvenes que viven en Cilleruelo y trabajan en el bar que han abierto en Campo de San Pedro, el alcalde es albañil… y también hay pensionistas, porque la gente joven, principalmente, se encuentra estudiando lejos del pueblo.

Cesar Maté, no se lanza a decir que ve el panorama negro pero sí que el futuro está “muy oscuro”, e insiste en que el pueblo necesitaría un fábrica o empresa que se asentara por la zona y atrajera población, pero, “estos pueblos tan pequeños… es complicado” nos dice.

De lunes a viernes el pueblo parece una postal, sin movimiento, pero los fines de semana y durante las vacaciones, las muchas segundas residencias del pueblo, abren las persianas y Cedillo recupera el pulso llegando a juntarse, durante las fiestas de San Mamés, hasta 200 personas.

El capítulo de obras previstas en el municipio es breve. Cesar Maté comenta que están terminando de realizar el cambio de las redes de agua para hacer desaparecer las antiguas conducciones de fibrocemento. Cuando finalicen este proyecto que requiere un importante esfuerzo presupuestario, abordarán otras necesidades que ahora, con la situación que estamos viviendo, han pasado a ser inviables.

En el pueblo no hay ni casas rurales ni restaurantes pero, como ya se ha comentado, a tan solo 2 km se encuentra Campo de San Pedro que sí dispone de varios establecimientos de este tipo. En Cilleruelo de San Mamés, esos sí, cuentan con un centro social, en el que pueden disfrutar de su tiempo de ocio, tomar un café o jugar al Tute. Este establecimiento abre todos los días.

La receta

Esta semana ha sido Juana, vecina de la localidad, la encargada de ofrecernos su receta, “un puré que hacía mi abuela y está muy bueno, es muy sencillo y a los críos les encanta”. Antes de darnos su receta del puré, Juana nos cuenta que se vive bien en Cilleruelo de San Mamés, aunque el invierno es “un poco triste”. Juana, sin necesidad de preguntar, nos cuenta que “lo malo es que nos van a quitar a los médicos. La poca consulta que había, que venía una vez a la semana y la enfermera otra vez. En el tema de los médicos, estamos un poco abandonados”. Recuerda Juana que los viernes y sábados se juntan, la mayoría de los vecinos, y cenan en el centro social. Cada día prepara uno la cena y los demás pagan “a escote”.

Juana comenta también que a partir de ahora, comenzarán a llegar quienes disponen de segunda vivienda en el municipio aunque, eso les da un poco de miedo porque, hasta ahora no han tenido ningún caso de Covid-19, ni en Cilleruelo ni en las localidades cercanas.

Receta de puré de patatas, tomate frito y bechamel.

Ingredientes: Patatas, tomate frito, bechamel.

Modo de Prepararlo: Se cuecen las patatas con un poco de sal y, cuando ya están cocidas, se sacan de la cazuela y sin el caldo, se pasan por el pasapuré, no por la batidora. El puré resultante se va extendiendo en una fuente de horno, de barro o cristal, pero que pueda entrar en el horno.

En la fuente de horno se añade una segunda capa de tomate frito y, para terminar, se añade otra tercera capa de bechamel, ni muy espesa ni muy clara. Después se introduce la fuente en el horno y, cuando esté dorada la capa superior, estará preparado. El misterio de este plato es que al ir sirviendo el puré, se mezclan todos los ingredientes y, el resultado, es espectacular. Nos dice Juana que hay quien añade un poco de queso por encima pero, “lo pone muy fuerte”