Un grupo de esquiadores, disfrutando del esquí de fondo en el puerto de Navafría. /E.A.

La crisis económica y sanitaria provocada por el coronavirus ha sido la gota que ha colmado el vaso, y después de 13 temporadas en activo, esta semana anunciaba el cierre de sus puertas el Centro de Esquí Nórdico y Montaña de Navafría, ubicado en pleno puerto de Navafría. A lo largo de más de una década, este espacio se había convertido en el único de la Sierra de Guadarrama en el que se podía practicar esquí de fondo, una modalidad que permite al aficionado a la nieve, disfrutar del esquí y conocer la montaña.

En su perfil de facebook, los responsables comunicaban el cierre del centro de esquí nórdico. “Después de trece años trabajando para convertir un viejo refugio y unas pistas forestales en una verdadera estación de esquí de fondo, ha llegado la hora de tomar la difícil decisión de poner fin a este proyecto”. Agradecen a todos los aficionados que han visitado estos años el puerto para esquiar, “porque habéis hecho posible que el centro de esquí se haya convertido en una realidad”. Reconocen que no ha sido fácil crear un lugar para el esquí de fondo en la Sierra de Guadarrama, “pero gracias al fantástico trabajo realizado por todos los que, de alguna manera y en algún momento, han formado parte del equipo, hemos podido disfrutar de un lugar espectacular para esquiar”. Afirman que se van “con mucha pena y con mal sabor de boca”, “porque con más voluntad y valentía por parte de las instituciones implicadas, este proyecto, que se ha demostrado muy beneficioso para el desarrollo socioeconómico y sostenible de la comarca y con un gran atractivo entre los aficionados a la nieve, podría haberse consolidado como un gran espacio para el esquí nórdico y las actividades de montaña en la Sierra de Guadarrama”.

Esta Redacción se puso en contacto con uno de los responsables del centro, Raúl Gordo, que no quiso hacer declaraciones, remitiéndose al comunicado de redes sociales. “Se acabó una etapa”, aseguró, añadiendo que continuará su trayectoria laboral relacionada con el mundo de la nieve, al ser profesor de esquí. Y agradeció las numerosas muestras de cariño y apoyo que están recibiendo desde que anunciaron el cierre del centro de Navafría.

Comunidad de Pedraza

El presidente de la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza, Víctor Barrio, entidad que gestiona el puerto de Navafría, confirmaba ayer el cierre del centro de esquí nórdico, con sorpresa y pena. Aún restaba un año para la conclusión del contrato de adjudicación del centro, con un canon anual de 6.000 euros, “sin embargo, la empresa ha rescindido el contrato y disuelto la sociedad”. “Es una mala noticia, no la esperábamos. Sabíamos que la temporada pasada no había sido muy buena, pero sentimos que se vayan”, lamentaba Barrio.

La Comunidad ya piensa en dar salida a este espacio, porque el objetivo es que la actividad se mantenga. “Sabemos que este es un año malo, pero no queremos que se quede en blanco”, señala el presidente, quien añadía que de momento están digiriendo la mala noticia, pero en los próximos días, decidirán sobre el futuro de este centro.

La localidad de Navafría era una de las que más se beneficiaba de las miles de personas que cada temporada se acercaban a esquiar el centro nórdico, sobre todos los fines de semana de invierno, cuando los establecimientos hosteleros de la localidad atraían a los esquiadores. Así lo reconocía ayer la alcaldesa de Navafría, Jennifer Berzal, quien lamentaba el cese del negocio del centro de esquí nórdico del puerto, después de que la propia Comunidad “se ofreciera a ayudar a los empresarios”.

Todos los pueblos del puerto de Navafría confían en que la actividad del esquí pueda mantenerse en un espacio único.