Estado actual de las pistas deportivas en varias de sus zonas. / C.N.
Publicidad

El último pleno de la villa, extenso en materia, contó con propuestas de mejoras para la villa, concretamente en el plano deportivo. El concejal de Centrados, Borja Sanz, quiso hacer partícipe de su propuesta al equipo de Gobierno y, como es habitual en su manera de actuar en los plenos, entregó un dosier con sus propuestas a los concejales. En este caso fue Raquel Gilsanz, edil de Deportes, además del alcalde, quien recibió el documento con las mejoras.

Sanz argumentó que estas mejoras en las infraestructuras deportivas nacen de la preocupación de los vecinos de Cuéllar po solventar ciertas cuestiones urgentes. La primera afecta al campo de fútbol de la localidad, en el que se piden la instalación de unas redes para evitar que los balones salgan fuera del terreno de juego, ya que estos caen en la maleza y, además, se busca no incomodar a los ususarios de las pistas deportivas. Por otro lado, Sanz habló de que los sanitarios destinados al público en las pistas no están abiertos al público, “con los problemas y trastornos que esto ocasiona”. Acusó también el estado de “semiabandono” del quiosco-bar del campo de fútbol. “Nos comentan que sería interesante para las arcas del club poder tenerlo en funcionamiento durante los partidos, para poder obtener ingresos destinados a material y mantenimiento del club”, comentó el edil.  Igualmente, se refirió a algunas obras menores de mantenimiento que consideran necesarias y urgentes, zonas de las pistas que necesitan intervención inmediata de mantenimiento y rehabilitación. Existen árboles que se meten en las canchas de tenis, grietas de gran tamaño en las pistas de fútbol y baloncesto, en las que además se ha acumulado suciedad y maleza. La fuente que se encuentra junto a las pistas, se ha visto anegada de escombros.

“Creemos que es una más una cuestión de dejadez que de inversión, y queremos solicitar que se estudie la posibilidad de enviar unos días a empleados municipales para solventar la situación”, comentó Sanz, que asegura que la solución en muchos casos en limpiar o dar pasta en las grietas. Del mismo modo, el edil pidió que se revisen las vallas que rodean la cancha de baloncesto del barrio de San Gil, oxidadas y con partes puntiagudas, para riesgo de los más pequeños.

pistas de pádel El edil de Centrados habló de cómo muchos aficionados a este deporte se desplazan a otras localidades, como Íscar o Peñafiel, debido al estado en que se encuentran las locales. Carecen de iluminación y de un techado que permita jugar en los meses de frío -muchos en el municipio-. Trasladó al equipo de Gobierno su consulta con una empresa especializada, y el presupuesto rondaría los 12.000 euros para techas e iluminar.

El alcalde fue claro explicando que esta sería la parte más complicada de llevar a cabo, pero agradeció el resto de propuestas que estudiaría a conciencia para llevar a cabo y optimizar así unas instalaciones que podrían tener bastante más uso.