17 01 web
Los vecinos han colgado carteles reivindicativos en el pueblo. /E.A.

La Asociación de Vecinos de Castroserna de Arriba, integrada por más de 270 personas, contempla la posibilidad de “disgregación” del municipio de Prádena. La pedanía manifiesta en un escrito remitido al Ayuntamiento sentirse “completamente abandonada” por la localidad a la que pertenece, por la falta de servicios básicos municipales.

Castroserna de Arriba se adscribió al municipio de Prádena hace más de 45 años. A través del escrito mencionado, solicitan que se les facilite copia del acuerdo, donde figuren las condiciones de la agrupación municipal, “con la finalidad de estudiar la posibilidad de disgregación de la pedanía del municipio, al ser la única vía que consideran en este momento los vecinos, a tan tamaño abandono de las obligaciones municipales para con Castroserna de Arriba”.

Los vecinos explican que ese abandono ha motivado la creación de la Asociación de vecinos para suplir con su propia financiación o financiación parcial los temas más necesarios y defender los intereses de la pedanía.

Castroserna de Arriba constituye una pedanía con más de 100 fincas urbanas, en las que existen aproximadamente 80 viviendas, en su mayoría segundas residencias y tres casas rurales.

En primer lugar, denuncian las carencias que sufren en materia de limpieza viaria y recogida de residuos, “ya que en ningún tramo viario de esta pedanía se emplean operarios de servicios municipales que recojan los residuos que existen en calles, parques o instalaciones, o que se den cuenta de los escasos contenedores y papeleras existentes”. En este sentido, lamentan que esta situación ocasiona condiciones de insalubridad, “como contaminación”.

También lamentan que existen tres elementos municipales pendientes de ser reparados: el vestíbulo de entrada al club social, transitado por multitud de personas, “tiene el arco de piedra partido en dos con una grieta muy gruesa que puede motivar su derrumbe”; el vallado del puente del río San Juan con la calle Nevera “se encuentra vencido desde hace meses”, y el puente del sendero turístico denominado ‘presa del agua’ “está roto y es intransitable desde hace más de dos años”.

En relación a los parques infantiles, denuncian que los dos existentes “mantienen durante años elementos rotos, defectuosos y sobre todo, no cumplen las medidas de seguridad necesarias según la legislación vigente”. También subrayan las deficiencias del frontón, “sin limpieza ni mantenimiento”, y del campo de fútbol.

Asimismo, explican que a la pedanía no se le prestan servicios de desbroce ni jardinería, con importantes carencias también en cuanto a alumbrado, pavimentación y asfaltado de calles, señalización de calles y en relación a cobertura móvil e internet.

Por todo ello, la Asociación de vecinos pide al Ayuntamiento de Prádena que se presten todos los servicios mencionados o que la corporación se comprometa a un “plan municipal urgente”.