Jesús Julio Carnero, en el centro, junto a De Vicente y el delegado de la Junta, José Mazarías. /E.A.
Publicidad

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, insistió ayer en Segovia en la necesidad de “modernización” de las infraestructuras del Carracillo, dentro de las tercera fase de las obras de recarga del acuífero del Carracillo, zona de regadío de la provincia de Segovia que calificó como “una de las principales huertas de Castilla y León”. En su opinión, “es tan necesario ese regadío por lo que implica de modernización y tiene efectos desde un punto de vista económico, social y medioambiental”.

El proyecto de la tercera fase de recarga del Carracillo incluye la concentración parcelaria de Gomezserracín, contra la que los vecinos de esta localidad segoviana han protestado en las últimas semanas, a pesar de que la Junta anunciara a finales del mes pasado que “se suspende el acuerdo en el que se declaraba de utilidad pública y urgente la ejecución de la concentración parcelaria de la zona de Gomezserracín”. A este respecto, el consejero de Agricultura afirmaba ayer en Segovia que “la concentración no está paralizada”. “Lo que hay –añadió– es una serie de recursos que serán objeto de próxima resolución, y yo espero que sea en breve, pero lógicamente, lo que corresponde a la parte de modernización, se seguirá trabajando. Vamos a ver lo que señalan los recursos en relación a la concentración, pero en cuanto a la modernización, ya tenemos la declaración de impacto ambiental, y estamos a la espera de lo que nos diga la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) para la modificación de la concesión, que redundará en la modernización de 3.000 hectáreas en la zona del Carracillo”.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, como anfitrión del encuentro con el consejero de Agricultura, explicó que este primer encuentro es para hacer una puesta en común de las líneas de colaboración entre ambas administraciones, “e intentar también profundizar en algún elemento nuevo de cooperación para que los beneficiados sean las personas que trabajan en el sector primario, tanto en el ámbito de la agricultura, como de la ganadería, si puede ser en algún tipo de mejora de infraestructuras”.