Contenedores de ropa usada de Cáritas
Contenedores de ropa usada de Cáritas. / C.N.

 Los cuellaranos han visto como en sus calles se han instalado elementos muy llamativos, de color rojo y con un logo reconocible, el de Cáritas. Se trata de los nuevos contenedores para ropa usada que, tras un convenio entre la ONG y Apadefim, junto al Ayuntamiento, va a permitir que sean las dos entidades quienes gestionen este servicio. Fue la entidad de Cáritas la que se puso en contacto con el Consistorio para dar este servicio de recogida, lo que finalizó la relación con la anterior empresa, Recuperalia.

Ahora son 9 los contenedores de ropa que se han ubicado en las calles, concretamente en los mismos puntos en los que se encontraban, para no cambiar las costumbres de los cuellaranos. A los ya existentes se suman dos nuevos en la carretera de Arévalo y frente al cuartel de la Guardia Civil. Uno de los ya existentes lo gestionaba Apadefim, por lo que ahora gestionarán todos.  Por otro lado, desaparecerá el contenedor del Punto Limpio; en este, la ropa depositaba se encontraba en muy mal estado, lo que dificultaba en gran medida la tarea de dotar de un segundo uso a las prendas. No obstante, en el Punto Limpio se seguirá recogiendo ropa para su reciclaje.

El objetivo real de la instalación de estos contenedores es dar una segunda vida a esta ropa, algo que harán desde Apadefim y desde el ropero de Cáritas de Segovia, al que se destinará parte de lo que se recoja en estos contenedores. El párroco de Cuéllar asistía a la colocación de estos contenedores, y además ha asegurado que pretende continuar con la labor de selección que también se hace en la Parroquia. Son muchos los vecinos acostumbrados a depositar su ropa en la Casa Parroquial, en la calle Santa Marina, y para Fernando Mateo este puede seguir siendo un punto de recogida. Voluntarios de Cáritas en Cuéllar también realizan esas labores de separación, algo que el párroco quiere que se siga haciendo desde Cuéllar y en colaboración con la sede de la institución en la capital. 

Son tiempos de grandes necesidades para la sociedad, inmersa en la incertidumbre de la pandemia y la falta de recursos en muchos hogares. Cáritas está realizando una gran labor de ayuda, por lo que se anima a los vecinos a que toda la ropa que ya no usen por tamaño o cualquier motivo, pueda ayudar a otras personas.