Personal sanitario ya dispone del nuevo material. /E.A.
Publicidad

Los vecinos de Cantalejo se han volcado con varias iniciativas para elaborar equipos de protección contra el Covid-19. Así, 20 personas de Cantalejo y Sepúlveda, coordinados por un grupo de whatsapp, han fabricado 1.150 EPIs con material donado por empresas de Cantalejo, que se han repartido en las residencias de Cantalejo, San Pedro de Gaíllos, Urueñas, Navares, Mozoncillo y Sepúlveda, en el Servicio de Ayuda a Domicilio, y en el Hospital de Segovia.

También se ha formado un grupo de 50 voluntarios que ya han cosido 400 batas para la residencia de Cantalejo. Este mismo grupo también ha empezado a coser mascarillas y está formado por voluntarios de Cantalejo, Cabezuela y Sepúlveda.

Y además, decenas de vecinos han llevado a cabo desde sus casas la fabricación de máscaras antisalpicadura y batas para hospitales y residencias de mayores. Cuando todo esto empezó, Cesar, el propietario de Imprenta Tinta China, hizo un llamamiento vecinal para todos aquellos que tuvieran una remachadora en casa. Este llamamiento era para poder fabricar máscaras antisalpicadura con los materiales que la imprenta tenía en stock. Después de recibir decenas de llamadas, los vecinos se pusieron en marcha y comenzó la fabricación. A día de hoy llevan unas 1.800 unidades realizadas.

El Ayuntamiento de Cantalejo quiere agradecer a los vecinos todas estas iniciativas solidarias.