Algunas de las motos se encuentran ya estacionadas en Cantalejo.
Publicidad

Desde anteayer martes por la tarde se encuentran acampados los primeros moteros en el complejo de El Hoyal.

Si el año pasado fue un aficionado francés, de Burdeos, el primero en colocarse en el pinar próximo al campo de El Hoyal; en esta ocasión el primer motero que se ha inscrito es un aficionado procedente de Canoves (Barcelona) que llegó este martes y estará en la concentración hasta el martes. De nombre Juan Carlos, arribó con su moto y sus bártulos para disfrutar de todo lo que va acontecer este fin de semana.

Por delante tiene muchas emociones que descubrir. Desde hoy hasta el próximo domingo 12 no faltará diversión y actividades para conocer a aficionados, para visitar pueblos de Segovia, y compartir sentimientos con sus compañeros.

La cita espera reunir a más de 8.000 participantes, teniendo en cuenta las cifras alcanzadas el pasado año, lo que supondrá un auténtico elemento dinamizador para la economía de toda la comarca, ya que los moteros copan alojamientos y fomentan el consumo.

Junto al de Cantalejo, los ayuntamientos de Turégano, Sacramenia y Carrascal del Río también participan en la Leyenda organizando varias actividades en sus respectivos municipios.

Los alcaldes de Cantalejo, Javier de Lucas; de Turégano, Juan Montes; de Carrascal del Río, María Henar de Pablo; y el de Sacramenia, Carlos Pascual, se muestran entusiasmados con esta iniciativa. Todos ellos aportan ayuda económica, junto a la Diputación de Segovia, a los organizadores de La Leyenda Continúa. Además se encargan de facilitar avituallamiento y ágapes a los moteros que visitan los distintos municipios. Sólo la Diputación subvenciona al Ayuntamiento de Cantalejo con 10.000 euros para potenciar la organización, además de elabora la cartelería y apoyar la edición de una revista que se realiza desde el motoclub el cual preside Mariano Parellada.

Héroes sobre un ciclomotor

Un año más vuelven a Cantalejo los valientes del Desafío Variant, que desde la primera edición participan en La Leyenda Continúa en Cantalejo, procedentes del litoral.
A bordo de sus  ciclomotores o de clásicias Vespas, desafían al invierno y viven su particular pequeña o gran aventura, desde sus lugares de origen, hasta Cantalejo.

A esta edición de La Leyenda Continúa 2020 llegarán tres “Desafíos”. Al ya veterano grupo de MCR TEAM de Cantabria con sus habituales Derbis 50, y el grupo de Banyolas, que en esta ocasión harán el viaje desde su tierra hasta la invernal en Vespas clásicas, se unirá por primera vez un “Desafío femenino”, tres aguerridas mujeres que viajarán desde Toledo hasta Cantalejo en sus ciclomotores, scooters de 50 centímetros cúbicos que serán recibidas como merece su particular aventura.

La iniciativa arrancó de un grupo de moteros cántabros que decidieron recorrer los más de 300 kilómetros que les separan para llegar hasta las concentraciones invernales. Este año están a punto de arrancar y llegarán mañana viernes por la noche al nido briquero.

Todo este Desafío comenzó por un sueño de adolescente que en su momento no se cumplió. Surgió en el año 2011 durante un programa de radio que hacían los integrantes del grupo de motoristas, Motorock. Paco, unos de los que allí estaban, comentó a sus compañeros que quería hacerlo y nunca imaginó lo que después ocurría. Se fueron apuntando amigos y oyentes del programa y sin darse cuenta eran 12 los ciclomotores que se ponían en ruta. Uno de los momentos más especiales para estos moteros es la salida, completamente a oscuras, de noche y con muchos nervios. Disfrutan del amanecer por el camino mientras los ciclomotores ruedan juntos como una piña, donde cada compañero guarda la espalda al otro. Recorren tantos kilómetros encima de sus Derbi Variant 50 por amistad. A lo largo de los años han ido cambiando de ubicación hasta que empezó La Leyenda Continúa en Cantalejo. Desde entonces acuden año tras año para ver a los muchos amigos que se reúnen en esta concentración invernal.