Momento en el que el local Igor Pereira toma la alternativa de manos de Uceda Leal y en presencia de Gómez del Pilar./ A.M.
Momento en el que el local Igor Pereira toma la alternativa de manos de Uceda Leal y en presencia de Gómez del Pilar./ A.M.

Primera alternativa en la nueva plaza de toros de Cantalejo y primer matador de toros brasileño de la historia. El coso briquero vivió este sábado dos acontecimientos inéditos para la efeméride. Igor Pereira, vecino de la localidad, dio el salto al escalafón superior, con Puerta Grande al lado de Gómez del Pilar, que se llevó el lote más potable de Cambronell Hermanos. Ambos cortaron dos orejas, en una terna en la que ejerció de padrino Uceda Leal, que se fue sin premio pero que dejó los detalles más toreros de la tarde.

Igor Pereira, haciendo el paseíllo en Cantalejo. / A.M.
Igor Pereira, haciendo el paseíllo en Cantalejo. / A.M.

Una ceremonia que volvió a poner en valor la fuerza de la tauromaquia en Cantalejo, un municipio que a lo largo de su historia ha contado con varios espadas como Juan Bravo ‘El Cantalejano’, Diego Francisco, que llegó a tomar la alternativa precisamente en su localidad (1970) de manos de Sebastián Palomo Linares, Pablo Agudíez o actualmente Saúl Sanz, que debutó con picadores el pasado miércoles. Con Pereira, Cantalejo y la provincia de Segovia suman un nuevo diestro en la división más alta del toreo.

Natural largo de Igor Pereira, con el toro de la alternativa, de la ganadería de Hermanos Cambronell./ A.M.
Natural largo de Igor Pereira, con el toro de la alternativa, de la ganadería de Hermanos Cambronell./ A.M.

Sereno, firme y confiado se mostró Pereira en su día, en un mar -como es lógico- de nervios. Desde que pisó el albero destiló seguridad en sus formas y eludió recursos temerarios. Su moneda fue el bagaje adquirido en Perú, que le ha aportado experiencia, oficio y conocimiento. Variado recibo capotero al toro de la alternativa, un astado que a medida que fue avanzando la lidia fue poniéndose más complicado. Una vez cumplimentada la ceremonia a cargo de Uceda Leal, el protagonista brindó a su padre. Continuó la lidia y el ejemplar de Cambronell se quedaba mirando al diestro en el segundo tramo del muletazo y luego salía incluso suelto. Pereira intentó sujetarlo a base de dominio en una faena que, aunque no resultó conjunta, sirvió para que el espada mostrara a sus paisanos su evolución de torero más hecho. Cobró un espadazo y cortó la primera oreja de la tarde.

Pase de Igor Pereira, rodilla en tierra, con el último toro de la tarde. / A.M.
Pase de Igor Pereira, rodilla en tierra, con el último toro de la tarde. / A.M.

Completó su primera corrida con un toro castaño, con cuello y morrillo, al que recibió con decisión con garbo capotero. Brindó a su madre y comenzó la faena de muleta rodilla en tierra, pero se encontró con un antagonista parado, soso y rajado. Amigo de las querencias. La nula raza del ejemplar impidió hilvanar pases, pese a la disposición de Pereira. Tras entrar una vez a matar, cobró un espadazo que llevó un trofeo por trueque y, con ello, la Puerta Grande.

EL PELLIZCO SIN PREMIO DE UCEDA LEAL

La clase y la veteranía llegó de la mano de Uceda Leal. El registro clásico del madrileño caló, a pesar de que se topó con un astado sin emoción y justo de raza. El diestro compuso su obra a base de tandas cortas y cites y toques medidos, y dejó detalles con gusto. Infalible con la espada, aunque tuvo que emplear el descabello, se llevó una sonada ovación después de que el presidente no concediera trofeo, pese a la petición del público. Uceda Leal, como un señor, aceptó la decisión.

Cantalejo | Dos acontecimientos insólitos para la efeméride
Natural relajado de Uceda Leal, con el primer toro de su lote. / A.M.

Se encomendó al segundo de su lote, que tuvo otro aspecto morfológico, pero no dio opción a lucimiento. Reservón y, por momentos, un tanto brusco. Para no fiarse. Uceda Leal apenas pudo excusarse y fue un trance para el ‘punto limpio’. El diestro , respetado por los aficionados, recogió una ovación de reconocimiento por el conjunto de la tarde.

EL LOTE MÁS POTABLE

Gómez del Pilar tuvo en suerte un acucharado toro que resultó noble y con clase, que -pese a estar justo de fuerzas- duró y le permitió disfrutar. Lo mejor del diestro fue la delicadeza en los toques, que dio lugar a pases relajados en una variada y dispuesta faena de largometraje. El comportamiento del astado propició algún exagerado grito de “¡no lo mates!” desde el tendido y finalmente lo hizo pero no a la primera. El desatino con los aceros dejó el premio en una oreja.

Cantalejo | Dos acontecimientos insólitos para la efeméride
Gómez del Pilar, de rodillas con el tercer astado de la tarde. / A.M.

Tarde conjunta de Gómez de Pilar, que firmó otra notable faena al quinto, un ejemplar burraco y hondo al que limó asperezas para dejar tandas compactas, aunque alargó en exceso, con pases a granel. Acortó distancias a toro parado y emborronó en cierto modo su actuación a espadas. Aun así, le valió para sumarse otro apéndice.

RECUERDO A GONZALO HERNANDO

De esta manera, finalizó la feria taurina de Cantalejo, en un año en el que el 17 de agosto se cumplieron 25 de la grave cogida al novillero Gonzalo Hernando, hijo del reconocido diestro segoviano Andrés Hernando, en la anterior plaza de toros -portátil- de la ciudad. 

Gómez del Pilar e Igor Pereira salen por la Puerta Grande de la plaza de toros de Cantalejo. / A.M.
Gómez del Pilar e Igor Pereira salen por la Puerta Grande de la plaza de toros de Cantalejo. / A.M.

 

Ficha

Plaza de toros de Cantalejo. Cuarto festejo de la feria de la Virgen de la Asunción y San Roque. Dos tercios de entrada. Toros de Cambronell Hermanos, recogidos de cuerna y desiguales pero de óptima presentación para una plaza de tercera, entre los que destacó la clase y nobleza del lidiado en tercer lugar.
Uceda Leal, ovación con petición de oreja y ovación.
Gómez del Pilar, oreja (aviso) y oreja (aviso).
Igor Pereira, que tomaba la alternativa, oreja (aviso) y oreja.