Cambios en el sello de calidad del jamón serrano

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación adopta la decisión para que pase a registrarse como Indicación Geográfica Protegida (IGP)

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha adoptado una decisión favorable para que el jamón serrano español pase de contar con el sello de calidad de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG) a registrarse como Indicación Geográfica Protegida (IGP). Así se desprende de dos resoluciones ministeriales que este miércoles publica el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En la primera, el MAPA apunta que la anulación de la ETG para su posterior reconversión en IGP ‘Jamón serrano’ fue recurrida en un principio por el Consejo Regulador de la IGP ‘Jamón de Trevélez’.

También mostraron su oposición la asociación Origen España, los consejos reguladores de las denominaciones de origen protegidas (DOP) ‘miel de Granada’ y de la de vinos Granada, así como los ayuntamientos de Serón (Almería) y Jubiles (Granada) y varias jamoneras inscritas en la ETG ‘Jamón de Trevélez’.

Agricultura explica que la definición de IGP abarca un concepto más amplio que el geográfico, ya que puede vincularse a una cualidad o característica del producto, como a su reputación nacional o internacional, tal y como ocurre en el caso de jamón serrano, que se asocia a un alimento español.

Su aprobación como IGP se producirá tras su remisión y posterior aprobación de las condiciones fijadas para este sello de calidad por la Comisión Europea, que ya ha concluido el examen del expediente de registro y ha considerado que cumple la reglamentación comunitaria.