Los poetas y artistas llenaron el escenario de la plaza de Brieva con sus palabras y su música. / el adelantado
Publicidad

Vecinos y poetas celebran el Año Nuevo Poético Mundial en Brieva. Más de 500 personas asistieron al III Festival de Poesía Pan Duro en Brieva. 20 autores llegados de Madrid, Valladolid y Segovia protagonizaron junto a un centenar de vecinos una treintena de actividades donde cobraron vida las mil y una formas de la poesía: recitales, dramatizaciones, performances, conciertos… hasta una interpretación de la poesía ‘chi’, a cargo del profesor de Tai Chi y vecino de Brieva Antonio Girón.

Uno de los momentos más esperados fue la celebración del Año Nuevo Poético Mundial, oficiada al caer la noche del sábado a toque de campanas por el reputado jurista y poeta Antonio Garrigues Walker. A sus 84 años el también dibujante y dramaturgo apuesta por la estimulación de la creatividad, sin prejuicios de edad ni condición: “La poesía equilibra y armoniza nuestra personalidad y enriquece nuestra existencia”.

Durante tres días el mundo urbano se integra en el mundo rural a través de los versos. El intercambio entre vecinos y poetas no sólo es creativo, sino también intergeneracional. “Anoche las vecinas mayores de setenta años aplaudían a rabiar los versos reivindicativos y feministas de la poetisa Alejandra Martínez de Miguel”, reconocía entusiasmada Pilar Martín Sampedro, alcaldesa de Brieva. Ganadora del Madrid SlamPoetry 2017, Alejandra Martín de Miguel inauguró Pan Duro 2019 junto a la poeta gallega Luz Pichel, ya todo un referente. La madrileña es una de las principales representantes de la nueva poesía urbana, proyectada desde las redes sociales.

“Lo que más me ha sorprendido es la participación de los vecinos en los recitales”, apuntaba Miguel Santamaría, uno de los cuatro poetas que han residido con los vecinos de Brieva, con el objeto de profundizar en el intercambio rural y urbano a través de la poesía. “Sobre todo, me ha enriquecido el contraste vital, y su generosidad, una generosidad que convierte su vida en auténtica poesía, una y otra van de la mano”, concluyó. Los cuatro poetas presentaron los poemas escritos durante su convivencia con los vecinos. El sábado por la noche ‘Pan Duro’ acogió, además, una edición especial del ciclo LdeLírica de El Corte Inglés, protagonizado por los nuevos poetas Sofía Comas, Javier Maroto y Carlos Ávila.
Durante la presentación de esta tercera edición, Luz Pichel reivindicó el valor de la cultura rural y valoró iniciativas como ‘Pan Duro’ “que contribuyen a desempolvar la cultura de los pueblos fuera de los estereotipos que la desprecian sin conocerla”. Entre otras actividades, Huerga& Fierro Editores presentó su ‘Antología Pan Duro 2018’, compilación de fotografías y poemas de la pasada edición. “Nuestro collage perpetua la magia del sueño de una noche de verano en Brieva, la de aquel 25 de agosto”, subrayan los editores Beatriz Fierro y Antonio Huerga.

La poetisa Rosalía del Olmo presentó y leyó varios poemas de la XXXII Selección de Voces Nuevas de la Editorial Torremozas. A lo largo de la letanía de burros, vecinos y poetas recorrieron las calles y zonas colindantes del pueblo recitando versos hasta llegar a los burros, protagonistas olvidados.

‘Pan Duro’ 2019 se despidió ayer domingo con una decena de actividades y experiencias poéticas: las églogas del pastor Pedro, el recital de Nómadas del verso, la performance de ‘33 ppm’ de Roxana Popelka, el vermú apalabrado con autores como J.M. Barbot y Martín Izquierdo Verde (Editorial Lastura), la sección Rotos y descosidos, en homenaje a Gloria Fuertes y la charla con el Club de los Poetas Muertos.