Publicidad

Por suerte, cada día hay un resquicio de solidaridad en medio de esta crisis, y algunas empresas de la villa han querido aportar lo que está en su mano para ayudar. Es el caso de la empresa local Big Mat San Frutos, que ha pasado a la acción donando materiales que podían valer al personal más expuesto” a los que están arriesgando”. Así lo comenta Carmen San Frutos, desde la empresa que afirma que esto “no merece reconocimiento, pero sí todos los sectores que están en primera fila en esta crisis, desde los sanitarios a camioneros”; “si podemos poner un poco cada uno, lo que pueda, ya estamos haciendo algo”, explica. Por ello, han donado entre otros materiales, gafas protectoras de su estocaje, porque asegura que a la hora de los suministros, ya se notaba lo que se iba acercando. Por suerte, algo de lo que ocupaba su almacén ahora ayuda en los Centros de Salud de Cuéllar y Carbonero, facilitado por Protección Civil. Otro símbolo local de solidaridad que ayuda en esta batalla.