Bendición de animales por San Antón

Cerca de 200 vecinos llevaron sus mascotas a la tradicional cita anual.

12

Cerca de 200 vecinos acudieron con sus mascotas a la cita de San Antón para recibir la bencidión de manos del esclavo mayor de la cofradía, Luis González, quien acompañado por Julián Sanz como cajero, Roberto Gómez como su ayudante y Sergio Carreras de sacristán, oficiaron con la tradición, hisopo en mano, repartiendo agua bendita a una gran cantidad y variedad de animales.

Ayer se celebró la procesión con la imagen del santo por las habituales calles de la localidad, seguida de numeroso público. Después se celebró la misa acompañada de autoridades municipales y representantes del resto de cofradías espinariegas.

Una vez terminados los servicios religiosos, mientras que los niños terminaban las tareas del colegio y recogían en sus casas a las mascotas, se repartieron los famosos marranillos de San Antón, unas ricas pastas de chocolate con forma de gorrino, acompañadas de porrones con un rico vino de moscatel. Ya presentes los jóvenes de la localidad y tras recibir sus mascotas la bendición, se entregaron los premios a los niños que participaron en los concursos organizados con motivo de esta festividad. Así ,en dibujo, en los cursos de primero y segundo de Infantil, el premio recayó en Adela de la Calle. Para los participantes del tercer curso, Ariadne Bartolomé fue la premiada, y para alumnos de primero y segundo de Primaria, el premio se lo llevó Luis Yáñez.

En el apartado de redacción los premiados fueron Lucía Calleja, de tercero y cuarto de Primaria y Juan Ahijado. También durante el acto de bendición se realizó un sorteo a todos los que llevaron mascotas, cuyo premio consistía en un estupendo cochinillo listo para ser cocinado.

La festividad finaliza al día siguiente con la reunión de la Junta General de la Cofradía, donde se ceden los cargos a los siguientes cofrades según turno y una posterior cena de hermandad.