Hermanamiento cofradías
Instantes del Hermanamiento de la Semana Santa en el acto que tuvo lugar en Benavente./ c.n.
Publicidad

Los cuellaranos viajaron hasta Benavente la semana pasada con el fin de llevar a término el hermanamiento entre la Junta Pro Semana Santa de la ciudad zamorana y la Junta de Cofradías de Cuéllar. Como se hacían eco los medios del municipio de Benavente, el acto tomó en consideración las extraordinarias circunstancias religiosas, culturales e históricas que las unen, animadas por el espíritu cristiano de confraternización y ante el próposito de estrechar vínculos.

En el acto, que tuvo lugar en la iglesia de San Juan, participaron el presidente de la Junta de Benavente, Paulino Galván Morán y el presidente cuellarano, José Luis Herrero Espeso; presenció también el hermanamiento el capellán César Salvador Gallego.
La Junta de Cofradías de Cuéllar tuvo la oportunidad de presentar a través de la palabra y apoyo audiovisual la Semana Santa de la villa, en alza desde hace varios años y que pretende seguir creciendo en la misma medida. Por su parte, el presidente de Benavente expuso lo que significa el hermanamiento en sí: “devoción por el misterio de promover el arte y la cultura, la conservación de nuestras raíces y nuestras costumbres para el mantenimiento de la herencia histórica y cultural de nuestros pueblos”.

En un mes será el turno de acoger a los benaventanos en el templo de San Miguel, de realizar ese intercambio de hermanamiento y de que ellos presenten su Semana Santa. Cuéllar se prepara ya para dar el pistoletazo de salida, que realmente tendrá lugar el miércoles en la sala cultural, cuando se presenten cartel y programación de la Semana Santa de Cuéllar.