visitantes belenes 2021

Cerrada la campaña navideña es momento de hacer balances, también para la Asociación Cuellarana de Belenistas, que ha recontado los visitantes que han acudido a visitar sus creaciones de esta edición. Los datos desvelan que más de 10.000 personas se han acercado a las sedes de las que este año dispuso la asociación para contemplar el trabajo de los artesanos locales; concretamente han sido 10.736 personas las que se han sumado como visitantes entre todas las sedes. La ruta de belenes, ya asentada en la localidad y entre el público, contó esta vez con seis paradas: la iglesia de San Esteban, la de San Miguel, la de San Esteban, la Capilla de Santo Tomé en una de sus cristaleras, la Oficina de Turismo, la Capilla de la Magdalena y el Centro Tenerías.

La presidenta de la asociación, Sonia Martín, asegura que los datos son muy positivos dadas las circunstancias. Por otro lado, destaca que las estancias cedidas por el Ayuntamiento de Cuéllar para la ubicación de belenes han contado con horario municipal, algo a tener en cuenta a la hora de interpretar los datos de afluencia. Destaca de los datos la buena acogida de la Capilla de La Magdalena, “para muchos cuellaranos incluso desconocida”, como reconoce, y toman nota para que el año que viene el Belén pueda destacar todavía más en esta ubicación. 

En cualquier caso, la presidenta asegura que es un buen balance de una Navidad atípica y con limitaciones, y que consolida la ruta. Afirma que son muchas las familias que siguen apostando por recorrer los belenes el Día de Navidad y el de Año Nuevo, y que toda la comarca es partícipe. Solo en estos días recibieron más de 200 personas respectivamente, lo que demuestra también que el belenismo “está en auge”. Asevera que, como todo, “esto es cíclico, y ahora se vive un buen momento”. Tanto es así que el Ministerio de Cultura hizo público al finalizar la Navidad que el Belenismo pasa a considerarse “Manifestación Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial”, “el mejor regalo de Reyes que podíamos tener”, comenta Martín, que reitera que también en la zona se vive el belenismo como el arte que es.

Mirando al Congreso

Una vez aparcada la Navidad y en pleno desmonte de belenes, -como filmaban ayer cámaras de la televisión estatal-, es momento de mirar al futuro más próximo: el LX Congreso Nacional de Belenismo, cuya sede será Cuéllar. La carrera de fondo ha comenzado y explica la presidenta que estos momentos se encuentran recabando apoyos; ya cuentan con el de la Diputación de Segovia, el Ayuntamiento de Cuéllar y el de La Granja, que también participará activamente en el congreso. Todos los congresos delegan en una empresa para la organización hotelera y aquí se ha buscado que quede en casa: lo realizará una agencia de viajes local.

Así, ya cuentan con toda la capacidad hotelera reservada al completo en la comarca; ese es uno de los hándicaps que presenta la organización de este evento, que debe adaptarse a las posibilidades de logística y pernoctación. Los miembros de la asociación ya se han reunido para seguir trabajando, por ejemplo en la determinación del coste de inscripción de los congresistas. 

Afirma Martín que este es un reto al que se enfrentan llenos de ilusión, pero las dificultades que se presentan están ahí: desde la financiación de un evento de esta magnitud, hasta la logística, los desplazamientos y los espacios para que los propios belenistas trabajen en las creaciones que mostrarán en el congreso. Todo lo que se muestre del 14 al 16 de octubre quedará ya expuesto para la Navidad, que se adelantará algo en la villa en cuanto a belenes se refiere.  

Para seguir sumando apoyos en este camino hasta el congreso, cuentan con socios de otras asociaciones de belenistas prestando ayuda y material, como son los de Alcalá de Henares o Fuenteálamo, que ya han confirmado creaciones para desplazar hasta Cuéllar en esta gran muestra. Mientras, los belenistas cuellaranos siguen  centrados en la parte más técnica: ya están trabajando con algunos bocetos para ir configurando lo que centrará las miradas del congreso, a la vez que cuadran cada una de las partes que entraña un congreso de estas características. Lo que queda patente es que este 2022 es sin duda un punto de inflexión para la Asociación Cuellarana de Belenistas, que será anfitriona de un congreso al que se espera que asistan más de 250 personas amantes de este arte, ahora reconocido por el Ministerio.