riaza hogar becerril reconstruccion 2
El antiguo teleclub de Becerril ya se está reconstruyendo. /E.A.

Los vecinos de Becerril continúan organizando actividades con el fin de recaudar dinero y seguir adelante con la reconstrucción de su antiguo teleclub, que registró un grave incendio hace dos años y medio. Después de la pandemia, de problemas de plazos de los constructores y falta de presupuestos, la Asociación Hogar de Becerril informa que se reanudan los trabajos y confían en que en poco tiempo puedan verlo terminado. En este sentido, agradecen la ayuda aportada por el Ayuntamiento de Riaza, del que depende Becerril, y especialmente a su alcalde, Benjamín Cerezo, “que ha tenido a mucha gente en contra por ayudarnos”.

Desde la Asociación se han hecho actividades para recaudar dinero y también han existido aportaciones de socios, “pero seguimos necesitando un poco más para poder terminar nuestro proyecto”, explica el presidente, Eduardo Cadenas. Una de las actividades que van a llevar a cabo es la celebración de un festival benéfico de música y bailes tradicionales gallegos, a cargo de Xuntanza de Galegos de Alcobendas, evento que tuvo que ser aplazado en abril de 2020 por la pandemia del covid.

La relación de esta asociación gallega con Becerril es que el que fue su presidente durante 30 años, fallecido hace uno, también fue hijo adoptivo del pueblo durante más de 45 por estar casado con una becerrileña. A su vez, fue uno de los primeros presidentes de la Asociación Hogar de Becerril, y siempre intentó ayudar al pueblo. “Si estuviera vivo, estaría orgulloso de esta actuación”, asegura el presidente.

El festival será el sábado 2 de julio a las 19 horas en el pabellón municipal de Riaza. La entrada cuesta 5 euros, y también se ha establecido una fila 0 para aquellas personas que quieran colaborar y no puedan asistir; ES23 2100 8747 7513 0011 5447. Todo lo recaudado será destinado íntegramente a la reconstrucción del “Hogar”. Se trata de una gran oportunidad para conocer los bailes tradicionales gallegos, tan poco vistos por estas tierras, y una forma de ayudar a los vecinos de Becerril a conseguir su meta.