Barrios, Sanidad y Medio Ambiente en el discurso del nuevo edil de Cuéllar

1612
El nuevo equipo de Gobierno lo forman cinco concejales del PSOE y dos de Izquierda Unida-UP. / Borislav Aleksandrov
Publicidad

El nuevo alcalde de la villa tomó ayer posesión de su cargo. Carlos Fraile es el edil con el que el PSOE recupera el Ayuntamiento tras tres legislaturas en manos del Partido Popular.

El salón de plenos se llenó media hora antes de que comenzase el acto. Como marca la ley comenzó constituyéndose la mesa de edad presidida por Joel Velasco, del PSOE, y la concejal de IU-UP Lucía Arranz, que son los representantes políticos más longevo y joven respectivamente.

Durante el juramento del cargo destacaron las palabras de las representantes de IU-UP, quienes dijeron jurar por imperativo legal y por el bien común. También creó sorpresa el que diferentes concejales juraron con un crucifijo, imagen que llevaban y traían constantemente, lo que acabó por provocar risas en la sala.

Carlos Fraile salió elegido alcalde con ocho votos: 5 de los concejales de su partido, 2 de IU-Unidad Popular y uno del represente de Centrados, que no entraba dentro del pacto que hizo público el viernes el elegido alcalde.

Durante su discurso, agradeció el apoyo recibido por los representantes de la sala, afirmó esperar que con los votos de IU y “tendiendo la mano a Centrados” puedan “crear un Cuéllar mejor”. Asimismo, quiso remarcar que la villa “comienza nueva etapa en todos los ámbitos: social, económico y de la relación con los vecinos”.
El nuevo alcalde explicó su proyecto y la distribución de las 7 concejalías (dos en IU y cinco en el PSOE). Afirmó que desde el equipo de Gobierno están dispuestos desde este momento a “hablar con colectivos sociales, empresarios, asociaciones… con cada vecino” y destacó la importancia de los ámbitos de Sanidad y Cultura.

Entre los proyectos que quiere afrontar como alcalde Fraile dijo que los más urgentes por su proximidad son la organización de la feria mudéjar, los campamentos de verano y los toros. No obstante, el nuevo edil destacó que su programa político podrá implantarse a partir del año 2020, cuando su equipo esté asentado en el cargo. Afirmó que priorizará el gasto en los proyectos que ya están comenzados. Entre sus iniciativas remarcó la convocatoria de oposiciones para policía local en aras de cubrir las vacantes que existen en la plantilla y, según sus palabras, “conseguir un municipio más seguro y accesible para los peatones”

Fraile también habló de la importancia de los barrios y entidades menores y dedicó unos momentos a hablar del patrimonio natural de Cuéllar. Señaló que el entorno natural está muy amenazado, por lo que se necesita un compromiso fuerte para emprender medidas necesarias como la gestión de residuos. Otra de las líneas que pretende seguir el nuevo alcalde es tener un mayor compromiso con asociaciones culturales, grupos deportivos, jóvenes emprendedores y todos aquellos que destaquen en sus respectivos ámbitos. Terminó la intervención diciendo que asume el cargo con ilusión y compromiso, afirmando que pretende gobernar “con esperanza y en beneficio de Cuéllar y los cuellaranos”

El resto de los grupos que están representados también tomaron la palabra. Borja Sanz, de Centrados, agradeció el apoyo y la ayuda a su equipo de partido. También afirmó trabajar para mejorar y apoyar al alcalde.

El representante de Ciudadanos comenzó felicitando a equipo de Gobierno. Afirmó que con sus dos concejales pretenden “ayudar en los que haga falta siempre que sea beneficioso para Cuéllar”

Montserrat Sanz, de IU-UP agradeció el apoyo recibido por su familia y compañeros y destacó que durante esta legislatura se ha elegido al alcalde más joven de la democracia en Cuéllar. Tuvo palabras para los concejales de su partido que la precedieron en el cargo estando en la oposición. Señaló que se debe “reconocer su trabajo y esfuerzo”. Sobre su apoyo al edil socialista dijo querer ofrecer “al público un proyecto de cuatro años para construir un Cuéllar mejor”.

Nuria Fernández, del PP, comenzó agradeciendo el apoyo recibido por los vecinos y asumiendo un lugar para realizar “una oposición responsable”.

Dio la enhorabuena al nuevo alcalde aunque le instó a ser cauto en su gestión. Señaló en su discurso que el PP deja tras de sí unas cuentas saneadas y que podrán emprender proyectos e iniciativas ya planteadas “gracias a la gestión del anterior Gobierno”.

Reiteró el llamamiento a la responsabilidad y la coherencia “para no dejar un Ayuntamiento endeudado sin posibilidades de maniobra como así lo hizo el grupo del PSOE en el año 2007″ con una deuda de más de 11 millones, en palabra de la concejala, y afirmando que el PP ha hecho una inversión de más de 40 millones de euros, frases que provocaron abucheos y gritos en la sala hasta que el nuevo alcalde intervino para pedir orden.

Terminó reiterando que estarán vigilantes, en una oposición responsable y constructiva para trabajar por Cuéllar y todos los cuellaranos.