Carlos Fraile, alcalde de la localidad, ha querido esperar al paso de la festividad de San Miguel para realizar un balance económico y estructural de las fiestas que ha vivido Cuéllar este 2022. Su balance es «claramente positivo» tanto de agosto como del pasado fin de semana: “Cuéllar ha vuelto y lo ha hecho a lo grande”, explicaba en referencia a la enorme afluencia de gente que ha llenado calles y establecimientos hosteleros, y que ha dejado un gran ambiente en días tan ansiados por la vecindad. Respecto a la celebración de San Miguel, cree que el cambio de fecha y la celebración de un encierro extraordinario con festejo, todo apoyado en dar vida a un fin de semana completo, ha sido un acierto a tener en cuenta para la legislatura siguiente, gobierne quien gobierne. Se ha referido a los programas de fiestas y en concreto al de agosto cuando habla de “innovador” y con “respuesta a las demandas como llenar las calles de música, alternar conciertos y orquestas”; afirma que todos estos cambios han sido bien recibidos. Todo ellos han sido “producto de un intenso esfuerzo”, y ha querido agradecer a los que han trabajado por ello: peñas, cuerpos de seguridad, vecinos, visitantes y, en especial, servicios municipales. Fraile ha querido alabar el trabajo de toda la plantilla para dejar que Cuéllar luciera su mejor cara, algo que también supone un esfuerzo económico al Ayuntamiento para suplementar esas horas. 

Igualmente, el alcalde ha querido referirse a las cuestiones plenamente administrativas realizadas previas a las fiestas para hacerlas “legales y transparentes” en la cuestión taurina, lo que asegura han agradecido los técnicos jurídicos municipales.

En la cuestión taurina, el alcalde recuerda que se han organizado seis encierros, cinco encierros de vaquillas, una suelta de novillos, nueve capeas, un concurso de cortes y cinco corridas: un programa muy completo para este regreso de Cuéllar. En las cuestiones de programación asevera que la supresión del festejo del miércoles ha sido acertada en favor de la actividad de macrodiscoteca, y que el nivel de las capeas ha sido muy superior a otras ocasiones, algo que también ha supuesto sobreesfuerzo económico para el Consistorio al no repetir novillos. El alcalde ha avanzado que es intención del equipo de Gobierno dejar contratadas las ganaderías de 2023 y, si puede ser, la dirección de campo, para que “quien gobierne estructure la feria como crea conveniente”. 

Como ya avanzó, sobre el recorrido campestre de los encierros habrá alguna modificación respecto al tercer túnel: justo al pasarlo, en numerosas ocasiones estas fiestas, la manada se ha roto y ha perjudicado el encierro urbano en sí. El Ayuntamiento se reunirá con las tres asociaciones taurinas y las dos de caballistas este jueves para analizar esta cuestión. Otro de los aspectos que el alcalde ha querido remarcar es la inversión en equipo médico de la Plaza de Toros de este 2022,  “un dispositivo que ha supuesto un 50% más de inversión y que ha sido el mejor dinero gastado de las fiestas”. Fraile reconoce que la cogida de Manuel Diosleguarde, con el equipo técnico de quirófano de 2019, no hubiera tenido el mismo resultado. Además, el domingo de toros y el pasado sábado de San Miguel  fueron especialmente accidentados, lo que refuerza más la idea de una inversión necesaria y funcional.

SAN MIGUEL

Como balance de lo más próximo en el tiempo, Carlos Fraile ha destacado el ambiente de este fin de semana pasado, festividad de San Miguel. Afirma que tanto en los corrales como en la rueda era sorprendente la afluencia de gente, que ha respondido a las demandas y que ha podido disfrutar del encierro y el resto de actividades. Su intención como corporación es seguir en esta línea, que además ha logrado el control en lo más temido: las labores agrícolas, donde se han minimizado daños.

Un déficit de 70.000 euros «asumible»

Carlos Fraile ha analizado más detalladamente las fiestas, el aspecto taurino, y ha dado a conocer las cifras en líneas generales. Han sido más de 10.000 personas las que han pasado por la Plaza de Toros y afirma que eso demuestra que hay “síntomas de recuperación” gracias al cartel y unos precios realmente populares, con entradas para corridas al precio que lo están los concursos de cortes actualmente. 

Con cuentas aún pendientes de cerrar englobando toros y actividades de todo tipo, la cifra invertida es de unos 600.000 euros, que se han traducido en 6.000.000 euros de actividad económica según el alcalde. Conciertos, actividades culturales y propuestas de esta área han supuesto unos 100.000 euros, mientras que la inversión en la Plaza de Toros (profesionales, seguridad social, cuadra de picadores, banderilleros y concurso de cortes)han supuesto 243.569 euros. Los ingresos cuantificados, a falta de cuestiones de San Miguel, son de 225.232 euros, lo que deja un déficit de 33.550 euros. Como aún queda cuantificar veterinarios, seguros y gastos médicos, el alcalde sitúa el déficit entre los 60 y los 70.000 euros. Lo califica de “asumible con la generación de actividad económica en torno a la Plaza de Toros”. Asevera que contra esos 6.000.000 euros estimados de actividad económica, el gasto es compensado.