Monolito desconocido hallado en la localidad de Ayllón. / E.A

La alcaldesa de la localidad segoviana de Ayllón, María Jesús Sanz, ha desmentido en declaraciones a Efe que el Ayuntamiento haya pedido que la gente deje de visitar el monolito hallado este domingo en el municipio, y sospecha que, tanto su colocación como el comunicado, se trata todo de una broma.

Sanz ha explicado que ella misma ha visitado esta mañana el lugar, las ruinas de la iglesia Santiago, y se trata de una estructura muy rudimentaria, formada por tres chapas metálicas colocadas en el terreno de forma muy superficial y que ya se ha derrumbado varias veces.

Preguntada por un comunicado en nombre del Ayuntamiento de Ayllón del que algunos medios de comunicación se han hecho eco y que pedía a los vecinos que dejaran de acudir a la zona, la alcaldesa ha negado que el consistorio haya difundido tal aviso y asegurado que probablemente se trate de una broma de algún vecino.

En él se aseguraba que a lo largo de la mañana, “cientos de personas” habían acudido al lugar desde otros municipios y provincias, lo que podía ser peligroso por la situación epidemiológica y también por el “propio misterio” que rodea al hallazgo.

La alcaldesa ha explicado que esta mañana, durante su visita al lugar del descubrimiento, sólo ha visto a unas cinco personas, algunas de ellas procedentes de otro municipio, Maderuelo, y que los presentes se han reído de la estructura al conocer su consistencia tan endeble.

El supuesto origen de la ‘broma’

En los últimos días ha llamado la atención en las redes sociales la aparición en varios puntos del globo –Estados Unidos, Rusia o Rumanía– de monolitos de características y dimensiones similares al de Ayllón. Estas estructuras metálicas parecen ser obra de un grupo de artistas, ‘The most famous artist’, quienes se han atribuido la autoría de estos descubrimientos a través de sus perfiles en redes sociales.

La noticia saltó con la misteriosa aparición de un monolito metálico de grandes dimensiones en la lejanía del desierto de Utah. El descubrimiento de esta extraña estructura desató todo tipo de teorías -la mayoría de ellas involucraban aliens y ovnis-, hasta que el colectivo de artistas ‘The most famous artist’ se atribuyó la obra en sus redes sociales. Piden 45 mil dólares por el objeto, que incluye un supuesto certificado de autenticidad.

La página web de ‘The most famous artist’ cita a Matty Mo. como fundador del colectivo. “Comencé mi carrera creando soluciones de tecnología publicitaria para plataformas como Facebook y YouTube. Trabajé en agencias creativas galardonadas, inicié empresas de tecnología y me desempeñé como CMO para varias grandes marcas. En 2014 decidí que quería construir una carrera artística, cultivar una comunidad de artistas y cambiar la forma en que las marcas y los artistas colaboran. Y aquí estamos”, continúa el texto.