Las máquinas ya trabajan en la remodelación de la travesía de la Cruz. / C.N.
Publicidad

La céntrica plaza de la Cruz de Cuéllar ya muestra lo que será su aspecto final a falta de las últimas ejecuciones. La empresa local Mariano Rico S.L. continúa con las obras que comenzaron en junio y se prevé finalicen en noviembre. Ya se pueden observar las diferentes zonas en las que va a quedar dividida la plaza, por la que ya transitan los vecinos a falta de la conclusión de la fase final.

La simbólica fuente de la plaza continúa en su lugar, algo desplazada, pero la disposición de zonas será novedosa, así como quedará el tráfico rodado, que se reorganizará a su conclusión para mejorar el paso de vehículos y peatones. El objetivo es crear una plaza como tal, donde la disposición de la fuente, los bancos y otros elementos permitan disfrutar de un lugar de convivencia para los vecinos, mientras que el tráfico pueda circular sin los problemas que se presentaban anteriormente.

Por otro lado y de manera contigua, han comenzado las obras de pavimentación y acondicionamiento de la travesía de la Cruz. Esta se añadió a la obra de la plaza tiempo después, pero es la misma empresa local la que se encarga de su ejecución. Las máquinas ya ocupan todo el ancho de la calzada para trabajar en una de las vías que más demandaba un arreglo en la localidad y que se decidió añadir al proyecto dándolo continuidad; de este modo, la imagen de plaza y travesía quedará homogeneizada y contribuirá a que el casco urbano de Cuéllar siga remodelándose. El adoquín en varios tonos es el empleado en toda la zona centro, junto a los encintados de piedra, lo que aporta unidad a todas estas calles.

Como en todas las calles sobre las que se ha actuado en la villa, se construyen al mismo nivel tanto las aceras como la calzada, que solo quedan separadas por los nombrados encintados. Además de toda esta renovación visual, superficial y más estética, se ha actuado en las redes de abastecimiento, saneamiento y baja tensión; también se ha soterrado la linea de teléfono.

La inversión de la plaza asciende a 111.584 euros, de los cuales 42.000 los aporta la Diputación de Segovia con cargo al Plan de Ayudas a Inversiones Municipales (PAIM). Por otro lado, la obra de la travesía de la Cruz tiene un importe de 31.000 euros, lo que suma un total de 143.000 euros entre ambas intervenciones. La plaza de la Cruz supone una actuación de unos 1.000 metros cuadrados, mientras que la travesía suponen 182 metros cuadrados con un vial de 33 metros de longitud y anchura desde los 6,5 a los 2,45 metros, donde se estrecha su paso hasta la plaza de la Cruz.

El aspecto de la plaza ya deja entrever cómo será la mejora de un espacio que demandaba una actuación que por fin ha llegado.