Atudem pide a Ribera que reconsidere su postura sobre el esquí en Navacerrada

Recuerda el “desastre económico, social y deportivo” que supone la decisión adoptada

La Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) reclamó, en un comunicado, a la ministra y vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, que “reconsidere su postura política respecto a Navacerrada”, ya que supondría un desastre económico, social y deportivo para miles de aficionados y personas que viven de los deportes de invierno, abriendo la puerta a que se rompan los acuerdos que las comunidades autónomas tienen con sus estaciones.

En segundo lugar, pidieron que no se utilice el cambio climático como excusa para comprometer el futuro de las estaciones de esquí de España, puesto que “las variaciones meteorológicas son muy variables cada temporada y las estaciones cuentan con tecnología para garantizar suficientes días con nieve al año”, así como que la vicepresidenta sea “consciente de la importancia que las estaciones de esquí tienen para frenar el despoblamiento de las zonas rurales de alta montaña y no haga política con los deportes de invierno”.

TRIBUNA | ‘La vicepresidenta Ribera y la diosa Ate’, por Ángel González Pieras

Desde la asociación mostraron su preocupación ante la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de no renovar la concesión de la estación del Puerto de Navacerrada y remarcaron que les “inquieta especialmente” que el argumentario utilizado por el Gobierno se base en un análisis poco preciso acerca del impacto actual del cambio climático en las estaciones

En su comunicado explican que el aumento de temperaturas provocado por el cambio climático es una realidad, y las áreas de montaña han sido identificadas como zonas especialmente vulnerables al cambio climático, pero también “hay que tener en cuenta diversos factores antes de tomar una decisión de este calibre”.

Según los datos publicados por el Servicio de Cambio Climático del programa Copernicus, enero de 2020 fue el mes con más nieve y precipitaciones en la zona central y oriental de España desde 2010, el periodo de referencia recomendado por la Organización Meteorológica Mundial para el estudio de los efectos del cambio climático. El Pirineo catalán ha registrado el noviembre más frío y nivoso de los últimos diez años, augurando un buen inicio de temporada.

Desde que se inició la práctica del esquí y se fundaron las primeras estaciones en España, a principios del siglo XX, las condiciones climáticas han variado en cada temporada. “Las estaciones de esquí hemos sido capaces de desarrollar estrategias de adaptación que garantizan su viabilidad a lo largo del tiempo, como pueden ser la producción de nieve artificial, la diversificación de actividades o el desarrollo de programas de turismo de montaña para los meses estivales”, argumentaron.

Atudem también argumentó que, en la temporada 2020-2021, las estaciones de esquí invirtieron más de 38 millones de euros en potenciar el valor turístico de los deportes de invierno, así como su importante papel en la preservación del medio ambiente.

“Las estaciones de esquí generamos más de 2.000 puestos de trabajo directos e indirectos y un impacto económico de más de 117 millones de euros, datos de la temporada 2019-2020”, recuerdan en su comunicado.

TRIBUNA | ‘La vicepresidenta Ribera y la diosa Ate’, por Ángel González Pieras

Ver más artículos

Redactor jefe de EL ADELANTADO DE SEGOVIA