Publicidad

La asociación de empresarios de turismo activo de Castilla y León (Atacyl)  ha pedido a la Consejería de Medio Ambiente, una regulación más coherente en el Parque Natural de las Hoces del Duratón. Así lo señala tras conocer la publicación de su propuesta para el piragüismo comercial en esta zona de la provincia.

En un comunicado, los empresarios dicen defender el turismo activo respetuoso con los espacios naturales protegidos, “garantizando la sostenibilidad y la seguridad jurídica de los empresarios que trabajan en los mismos”. Pero se quejan de no haber sido llamados a participar en la elaboración de la propuesta presentada por la Junta de Castilla y León para las Hoces del Duratón “que desconocíamos hasta su fecha de exposición y sobre la que hemos presentado diferentes alegaciones”.

Atacyl dice que administración no está “solo para prohibir”, sino que debe facilitar el uso sostenible de los recursos naturales a las empresas del medio rural. “Estamos en contra de las medidas protectoras basadas únicamente en la reducción del número de empresas de Turismo Activo así como de los sistemas de concesión de plazas y de cualquier tipo de limitación que discrimine el libre comercio entre empresas que cumplen las mismas características y requisitos para el ejercicio de su actividad ya estén o no asociadas a Atacyl”.

Además recuerdan que su principal demanda es que se concedan autorizaciones a largo plazo (al menos 5 años) a las empresas que trabajan en espacios naturales, con el fin de hacer sostenibles sus proyectos empresariales a futuro, consolidar empleo rural y fomentar la inversión. La propuesta presentada en Hoces de Duratón son contrarias a estos fines y al desarrollo de un turismo sostenible.

“Las empresas de turismo activo dadas de alta cumplen las normativas de Castilla y León y las exigencias en cuánto a seguros, permisos y titulaciones del personal, por lo que no se entiende que la propuesta exija requisitos adicionales que hacen inviable la continuidad y la libre circulación de profesionales y trabajadores en actividades que no ha tienen un impacto medioambiental negativo a pesar de llevarse desarrollando décadas”, añaden.

Y terminan recordando que el Parque de las Hoces, declarado en 1989, “a día de hoy no posee ni Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN), ni Plan Rector de Uso y Gestión ( PRUG) como exige la ley”.