Aprobadas definitivamente las normas urbanísticas municipales de Mozoncillo

La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia da el visto bueno a esta redacción que aporta un marco normativo urbanístico propio para el crecimiento e implantación de industrias de mediano tamaño

Las Normas Urbanísticas Municipales de Mozoncillo han sido aprobadas este viernes por la Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Segovia. Esta redacción tiene por objetivo dotar al municipio de un marco normativo urbanístico propio del que en la actualidad carece, que resulte ajustado a la legalidad vigente y que responda a sus necesidades actuales. Se pretende facilitar un instrumento adecuado, ágil y con claridad normativa que resuelva y evite conflictos urbanísticos.

Los objetivos de ordenación general que se plantean para el suelo urbano se centran en consolidar el núcleo actual, estableciendo una graduación de usos y condiciones de adecuación al entorno en función de las características históricas y de centralidad de cada zona. Además, se pretenden suprimir sectores afectados por actuaciones integradas revirtiendo gran parte de su superficie a suelo rústico y en dar cabida a la específica demanda de crecimiento para facilitar la implantación de industrias de mediano tamaño compatibles con el uso residencial en una zona de borde especialmente apta para la implantación de estos usos.

En lo que se refiere al suelo rústico, se busca articular un régimen de usos en base a la legislación urbanística autonómica vigente que garantice tanto la protección del medio como el desarrollo de las actividades posibles y propias del suelo rústico que generen opciones de desarrollo de la comarca y contribuyan a reducir la progresiva despoblación del municipio, como garantía para su conservación.

El núcleo urbano de Mozoncillo tiene un origen medieval, con el conjunto edificado situado en una gran llanura, la Campiña Segoviana, junto al arroyo Arevalillo y en las cercanías de río Pirón. El conjunto edificado se corresponde con el casco tradicional y resulta destacable la persistencia diferenciada en los dos barrios dentro del núcleo urbano, separados por el arroyo antes citado.

La trama urbana se dispone de forma orgánica en torno a dos ejes diferenciados que confluyen en forma de Y en un ensanchamiento cercano a la Plaza Mayor: el antiguo Camino de Segovia, que coincide con el cordel de Segovia, y que continúa por el actual trazado de la carretera SG-211 hacia Aldea Real y Aguilafuente, y el camino de Carbonero el Mayor. La edificación en Mozoncillo está dominada por el color ocre en revocos, mamposterías, y sillerías en edificios relevantes. Las cubiertas de las edificaciones situadas en el centro urbano son de teja árabe colocada a la segoviana.