Vista de un parque fotovoltaico. / KAMARERO

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Segovia aprobó el informe técnico de la prospección arqueológica vinculada a un proyecto de central solar fotovoltaica en los términos municipales de Valverde del Majano y Segovia. En el lugar se han descubierto nuevos yacimientos que incrementan el inventario provincial.

En concreto, la prospección arqueológica realizada ha documentado tres nuevos registros: la denominada ‘Casa del Pinar’, con cronología medieval, para la que se propone la exclusión del proyecto de las parcelas afectadas o la no realización de movimientos de tierras en el ámbito; ‘El Balagar’, de la Prehistoria reciente, enclave para el que también se propone la exclusión del proyecto de las parcelas afectadas o la no realización de movimientos de tierras en el ámbito; y las ‘Caceras de Miguel Hortelano’, un hallazgo aislado en cuyo ámbito se propone el control arqueológico.

Con carácter general, el informe propone el control de todo el proyecto de instalación del parque solar. También en el apartado dedicado a la arqueología, la Comisión ha aprobado la autorización para la excavación arqueológica y documentación de los restos de la antigua iglesia de San Pedro de Sonsoto, dependiente del municipio de Trescasas. Los restos aparecieron en el transcurso de obras de edificación en la parcela y su hallazgo fue rápidamente comunicado por los promotores. El Servicio Territorial de Cultura y Turismo ha trabajado conjuntamente con el Ayuntamiento de Trescasas y con los promotores de las obras, que son quienes financian los trabajos arqueológicos.

Tras una valoración previa de los restos hallados, que aparentemente corresponden a las cimentaciones y un área cementerial de la desaparecida iglesia de San Pedro, y evaluadas las necesidades de intervención arqueológica, el trabajo se limitará a la excavación de los contextos funerarios en riesgo de pérdida o destrucción. Paralelamente, se realizará la limpieza manual de los restos constructivos y de cimentaciones, así como su documentación arqueológica, de forma previa a su protección. Por último, se inspeccionará el contenido de la escombrera de la obra para valorar la presencia de restos arqueológicos o constructivos de la antigua iglesia.

Ayer también se autorizó la intervención arqueológica de carácter preventivo vinculada al proyecto básico y de ejecución de la adecuación y reforma de la travesía de la Cruz, en Cuéllar. Se trata de realizar el control arqueológico de los movimientos de tierras necesarios para la ejecución de las obras de urbanización previstas por el Ayuntamiento de Cuéllar en esa vía pública, próxima al ábside de la iglesia de El Salvador.