Aparecen las cabezas de once corzos furtiveados en un coto

Las cabezas y patas de los animales habrían sido descuartizados con la intención de comercializar su carne

1224
Publicidad

Un vídeo que en las últimas horas se ha difundido a través de las redes sociales ha sembrado la alerta entre los cazadores de la provincia. En la grabación, se muestran las cabezas y las patas de once corzos en un coto que podría haber sido esquilmado para vender la carne de los animales.

Según ha contado la revista especializada Jara y Sedal, los hechos ocurrieron el pasado jueves en las cercanías de la localidad segoviana de Aldealengua de Pedraza. En el vídeo que la revista tiene colgado en su página web se pueden apreciar las extremidades y las cabezas de los animales en la cuneta de la carretera. La persona que filma va contando, una a una, las cabezas de los corzos, que han sido arrojadas al lado de la calzada recientemente, porque algunas incluso tienen sangre fresca que se deja ver.

Según expertos consultados por Jara y Sedal, esta forma de cortar las cabezas coincide con la que realizan los carniceros profesionales cuando preparan las canales de los animales para pasar a la cadena de consumo, y se aleja mucho del típico corte que suelen dar los furtivos habituales para los que, precisamente, el trofeo es lo único que les importa.

Por este motivo, todo parece indicar que esa masacre –de machos y hembras indistintamente– ha sido realizada para comercializar su carne. El Seprona ya se encuentra investigando el caso, y los autores del vídeo han pedido a otros compañeros de Segovia que extremen las precauciones si ven vehículos sospechosos pululando por sus cotos.