Alrededor de 150 personas asisten al XV aniversario del Museo de Minerales

El geólogo y fundador, Andrés Díez, se encargó de mostrar y hablar sobre las instalaciones

2

“No es igual un museo cuando solo se ve, que cuando se ve; te lo explican, y además te ofrecen el privilegio de poder tocar algunas de las piezas”, argumentaba uno de los asistentes a la jornada de puertas abiertas celebrada el pasado fin de semana, conmemorando el quince aniversario del Museo de Minerales, Rocas y Fósiles de Valseca (1997-2012), y en efecto así fue. Las explicaciones del fundador y geólogo Andrés Díez, durante las dos horas que duró la apertura, sirvieron para conocer más de cerca este rico patrimonio, al que Díez aplicó más el apelativo de colección, que de museo. De una forma amena y cercana, el geólogo fue explicando una a una las vitrinas que contienen los minerales de Segovia y provincia, minerales del mundo, fósiles y rocas, así como la donación de útiles de cantería.

El centro cultural Doctor Velasco acoge esta exposición, a través de un depósito establecido entre el Ayuntamiento de Valseca y Andrés Díez, que es quien se encarga de su mantenimiento y quien realizó la aportación de su colección particular de minerales al museo, que posteriormente se ha ido incrementado con otras donaciones.

Cerca de 500 piezas integran la muestra, de las que un centenar corresponden a minerales de la provincia de Segovia (Otero de Herreros, El Espinar, Vegas de Matute, Valle de Tabladillo, etc.), 250 a minerales de otras localidades de España y el mundo, y 150 piezas de rocas y fósiles. Otra buena parte de la colección permanece almacenada en la parte inferior de los armarios expositivos.

Entre las particularidades que Díez mostró a los asistentes, extrajo un diente de tiburón de Zamarramala, un fósil de una pata de una jirafa de la zona de Fuentidueña, un mosquito en ámbar de República Dominicana, un tronco fósil cubierto por una erupción volcánica de Turquía, hojas fósiles de Teruel, o la réplica de una huella de dinosaurio, cuyo original estuvo en el museo de Valseca diez años, y fue trasladado posteriormente a un museo de minerales de Logroño, de donde después se envió dicha réplica.

Alrededor de 150 personas fueron pasando por el museo, que habitualmente no tiene un horario establecido, pero cuyas visitas se programan una vez que son requeridas. Entre los asistentes, se encontraban Francisco Ibáñez y Gloria Requejo, quienes en su día aportaron más de veinte piezas fósiles de su colección, a la vez que reconocieron que su intención inicial era donar unas 300, pero no se pudo realizar debido a la limitación del espacio museístico. Ambos también se prodigaron en las explicaciones.

También asistió algún familiar de Pedro de Frutos, cantero segoviano que actualmente tiene 90 años de edad, que en el año 2008 realizó una cesión temporal al museo de sus herramientas, instrumentos y aperos de cantería (maceta, uñetas, escafilador, punteros, cuñas y pinchotes, pica y martillo, entre otros). En este apartado de cantería, además Andrés Díez mostró a los presentes un pico minero de las minas de San Medel (Valseca), original de los años 20.

El Museo, incluido en la Asociación de Aficionados a La Mineralogía(ASAM), cuenta con el apoyo del municipio, de Geología de Segovia y “Apadrina una roca”.