Alrededor de 500 camiones se encuentran embolsados en el aparcamiento de emergencia de vialidad invernal de Boceguillas, según confirman fuentes de la Guardia Civil de Tráfico -aunque según indica la Delegación Territorial estima que llegarían hasta los 750 vehículos-. El espacio de la villa del nordeste segoviano, ubicado en el kilómetro 108 de la A-1, ha sido uno de los puntos en el que, desde la tarde de este viernes, ha ido acogiendo vehículos pesados por su imposible circulación y con el fin de no colapsar Madrid.

A pesar de que las calles de la localidad permanecen con nieve, la mayoría de los comercios y bares, que podrán abrir incluso este domingo -pese a entrar el nuevo decreto que cierra sus interiores-, están abiertos y ofrecen los servicios básicos a los camioneros procedentes de distintos puntos de la geografía nacional e incluso del extranjero. Sin embargo, dada la cantidad de profesionales del transporte que se encuentran en el término de la villa, ya que alguno de los camiones cuenta con dos conductores, no se ha podido abastecer a todos ellos y han encontrado dificultades para dormir.

Desde el Ayuntamiento de Boceguillas han buscado los medios necesarios para dar facilidades a los camioneros. Además, un equipo de la Cruz Roja de Segovia se ha dirigido hasta la localidad con bocadillos y mantas para pasar la noche.

Los camioneros pasarán la mañana del domingo en el aparcamiento invernal y, si mejora la situación, comenzarán a salir por la tarde. Otras de las localidades de la provincia que están acogiendo a este sector son Santo Tomé del Puerto, en el kilómetro 99 de la A-1, donde también han recibido la colaboración de un equipo de Cruz Roja, o Villacastín.