A 96 Kilómetros de Segovia capital y con una altitud de 1.145 metros nos encontramos con la localidad de Aldeanueva de la Serrezuela en la frontera con la provincia de Burgos, a 30 Km de Aranda de Duero y con tan solo 54 habitantes (2016).

Se sabe que desde finales del siglo XII la localidad pertenecía a la Comunidad de Villa y Tierra de Aza que era la primera Comunidad del Condado de Castilla, fundada en el siglo X con un nuevo sistema de organización para la repoblación y defensa de los territorios conquistados a ese lado del Duero y que le fueron concedidos “amplios privilegios y libertades”.

En este marco de tierras apropiadas para la caza, la leña y el pastoreo, surge una nueva aldea, a los pies de La Serrezuela que, en una repoblación tardía realizada en pleno siglo XII por un grupo de leñadores y pastores, se asentaron en este lugar que contaba con manantiales que proporcionaban agua en abundancia y un terreno con robles, encinas y pastos.

Durante el siglo XVI, en el año 1512, la reina Juana La Loca, Señora de Sepúlveda, tras conocer que los montes de la zona de Aldeanueva de la Serrezuela se estaban destruyendo para ampliar las zonas dedicadas al cultivo de cereal y viñas y, para evitar que siguieran faltando leña y pastos para el ganado, ordenó a los habitantes de la zona, a través de una carta, que plantaran “montes, pinares y arboledas” y que “los montes que agora teneis se guarden e conserven y que no se corten ni talen” y completa su carta ordenando que ” el pasto común de ello quede libremente para siempre xamas … para los ganados de los bezinos de este lugar e sin que paguen por ello cosa alguna”.

Seguimos avanzando en el tiempo y recordamos que la antigua provincia de Segovia llegaba hasta el Duero. La Comunidad de Villa y Tierra de Aza siempre formó parte de ella y, con la nueva división provincial de España en el año 1833, de los 13 pueblos que seguían y siguen integrando la Comunidad, once pasaron a la provincia de Burgos (Adrada, Castrillo, Fuentecén, Fuentelisendo, Fuentemolinos, Hontangas, Haza, Hoyales, La Sequera, Moradillo y Valdezate) y los dos restantes, Aldeanueva y Alehorno, se mantuvieron en Segovia.

Victoriano Hernando El tiempo y la historia llevaron a esta localidad al siglo XVIII. En 1783 nace en Aldeanueva de la Serrezuela, en una familia humilde, Victoriano Hernando y Palacios, pastor en su infancia, vivió y fue criado en diferentes pueblos de Segovia y Valladolid y, su labor profesional fue como maestro de niños en Madrid. Victoriano Hernando fundó en el año 1823 una empresa de gran prestigio en el mundo de la educación: La Casa Editorial Hernando, que funcionó hasta 1985.

Este hombre ilustre, siempre se hizo cargo de las necesidades de su pueblo y dio trabajo en su editorial a familiares y vecinos. En el año 1928 el Ayuntamiento solicitó al Ministerio de la Gobernación el cambio de nombre del pueblo para que pasara a llamarse “Serrezuela de Hernando” como homenaje a su labor pero, la respuesta fue un informe negativo por parte de la Real Sociedad Geográfica y el Ministerio decidió no atender la petición por considerar “que para la perenne recordación no era preciso dar su nombre”.

La época más brillante desde el punto de vista del crecimiento de población y de sus mejoras sociales, fue en los años 30 del siglo XX. Aldeanueva de la Serrezuela llegó a tener 425 habitantes, la luz eléctrica llegó al pueblo en 1927, el agua llegó al centro desde las fuentes de la sierra en 1936 y Cristina Perlado, descendiente de Victoriano Hernando, mandó construir unas nuevas escuelas que fueron donadas e inauguradas en 1934.

La Asociación de Hijos y Amigos de Aldeanueva de la Serrezuela ‘La Serrezuela’ Esta situación fue cambiando poco a poco y, en los años 60 Aldeanueva de la Serrezuela perdió población, en su mayoría jóvenes pero, el auténtico éxodo se produjo entre el 1973 y el 1976, cuando emigraron 20 familias en plena crisis del petróleo.

Dicen que esta época fue la más triste del pueblo. Tras la marcha de los jóvenes se pudo ver un importante número de casas y edificios abandonados o en mal estado, calles con maleza y muy poca luz… Hasta que un grupo de hijos y amigos del pueblo, quienes organizaban las fiestas y actividades culturales movidos por Miguel Ángel Antón (alcalde de los mozos), crearon una asociación para mantenerse unidos y crear actividades culturales y festivas durante todo el año. Esta asociación comenzó a funcionar en el año 1978 (Documentación Gregorio Delgado Arroyo y Miguel Ángel Delgado Antón) www.aldeanuevadelaserrezuela.es

Patrimonio Este pequeño municipio ofrece un gran número de ejemplos de un patrimonio que muestra como es y ha sido su vida a través de los años y, por poner un ejemplo, encontramos:

—Iglesia Parroquial de Santa Isabel de Portugal, ubicada en la zona más elevada del pueblo, es de estilo gótico del siglo XVI. En ella destacan la portada y el pórtico. En el interior se encuentra el retablo mayor, de estilo barroco. Hay otro retablo lateral, de finales de finales del XVI o principios del XVII. Esta iglesia cuenta con una pila bautismal de estilo románico.

— Sierra de Pradales, también conocida como Serrezuela, es un espacio natural con una gran variedad de flora y fauna y, con un espacio compartido por varios términos municipales como: Bercimuel, Castro de Fuentidueña, Grajera, Navares de Ayuso, Pradales y Valle de Tabladillo. Esta sierra tiene un gran valor para los estudios espeleológicos por su gran número de cavidades o cuevas.

— Bodegas y lagares, destinados a cumplir con una tradición, la producción de vino, han mantenido una importante actividad a lo largo de la historia de esta localidad y ahora, tras su recuperación y mantenimiento, aunque el vino ya no se realiza, continúan siendo un marco de ocio para los vecinos pues en ellas disfrutan de reuniones y meriendas.

— Los museos: la localidad tiene dos. Uno pertenece al Ayuntamiento y contiene toda la documentación antigua desde las cartas de la Reina Doña Juana La Loca hasta hoy. El otro Museo cuenta la historia de la Editorial Hernando.

— La Estatua de la Lavandera, que realizó el escultor y pintor Mariano Cobo como tributo a las mujeres trabajadoras del pueblo que lavaban en las pozas.

— Las Tenadas, estructuras de piedra que se repartan por todo su término municipal y que servían para recoger el ganado por la noche sin tener que llevarlo de vuelta al pueblo.

Y, junto a estos lugares, la Fuente de El Caño, la Fuente Vieja, la Fuente Nueve y, la Fuente de la Presa y, los Parajes que permiten ver paisajes únicos del entorno de este pueblo arropado por la Sierra de la Serrezuela.

Gastronomía El auténtico protagonista de la gastronomía de Aldeanueva de la Serrezuela es el cordero. Desde los comienzos de su historia, este pueblo ha vivido ligado a la ganadería y más concretamente a los rebaños de oveja churra y, de hecho, quedan algunos rebaños que continúan pastando en las laderas de la sierra. El cordero es, por lo tanto, el principal plato en las ocasiones especiales y, lo preparan de dos formas, asado o en chuletas a la parrilla.

También es común que las familias realicen “la matanza” del cerdo al llegar estas fechas en las que nos encontramos y, dentro de la matanza, en Aldeanueva de la Serrezuela, por su proximidad a Burgos, destaca la elaboración de las morcillas de arroz como herencia de su provincia vecina.

Por otro lado, la tradición de las Bodegas, los lagares y las viñas, han dado como resultado la existencia de vinos elaborados en la tierra.

Tradiciones Es una tradición que se va perdiendo pero, en Aldeanueva de la Serrezuela, durante las fiestas de la Virgen de las Peras, se colocaba “la cucaña” o palo alto clavado en el suelo untado con algo resbaladizo, en cuya punta se colocaba una bandera o trozo de tela y, llegado el momento, los mozos trepaban por el palo para alcanzar la bandera y quien lo consiguiera tenía un premio.

Otra tradición de Aldeanueva de la Serrezuela es la costumbre, que ha pasado de generación en generación, de realizar una chuletada en las Bodegas particulares cada 15 de agosto. En esta chuletada participan todos los vecinos del pueblo.

Fiestas Las fiestas que se celebran en esta localidad a lo largo del pueblo son Santa Águeda, en febrero; Santa Isabel, el primer fin de semana de julio; San Roque, en agosto y, La Virgen de las Peras, el primer fin de semana de octubre.

Aldeanueva de la Serrezuela hoy Este pequeño pueblo de la provincia de Segovia hoy, según nos cuenta su alcalde, José Luis Andrade (PP), ya no tiene ningún agricultor que se encargue de las tierras de cultivo y son “gente de fuera” quienes realizan esa labor. Las personas que trabajan lo hacen en La Posada Real “El Señorío de la Serrezuela”, o en la localidad burgalesa de Aranda de Duero, el resto son personas mayores que cobran sus jubilaciones.

La población lleva muchos años estancada en los 54 habitantes aunque, últimamente “hemos vuelto algunos jóvenes”, nos dice el Alcalde, “somos los que estamos trabajando fuera, en los pueblos de alrededor”. También me cuenta el Alcalde que hace unos años volvió otro hijo del pueblo y montó una carpintería que ahora, por jubilación, va a desaparecer.

El Alcalde nos habló de los proyectos que tiene previsto poner en marcha como, por ejemplo, la finalización del asfaltado de las calles de la localidad. También comentó que han puesto a punto una fosa séptica y, uno de los proyectos más importantes que en fechas próximas van a iniciar es el arreglo de la Plaza del pueblo y la construcción de una nave que dedicarán a almacén de materiales y herramientas para el Ayuntamiento.

Este Ayuntamiento, por cierto, funcionó como Concejo Abierto (Se elije al Alcalde y las decisiones se adoptan en asamblea de vecinos) pero, ahora la corporación está formada por tres concejales, dos del PP y uno de Ciudadanos y, por lo tanto es “un Ayuntamiento tranquilo”, dice José Luis Andrade.

Dónde Comer y Dormir en Aldeanueva de la Serrezuela Al ser un pueblo muy pequeño existe una sola posibilidad, el Complejo del Señorío de la Serrezuela, una Posada Real que se encuentra ubicada en una Casa Señorial del siglo XIX, rodeada de un gran jardín de 10.000 metros cuadrados que tras una profunda rehabilitación, se inauguró el 10 de julio de 2010.

El Señorío de la Serrezuela, dispone de un restaurante que ofrece cocina tradicional de la zona y platos innovadores sin olvidarse de los vinos de la Ribera del Duero.

Las habitaciones disponen de jacuzzy, algunas habitaciones tienen camas “Magnum” (2,30 metros de ancho) con dosel. Además, este establecimiento ofrece la posibilidad de realizar una Boda diferente en el jardín, al Estilo Medieval, con jaimas y vestimentas acordes con la celebración, para los invitados.

Receta En esta ocasión la receta que proponemos llega desde el Señorío de la Serrezuela. María Jesús, encargada de sus cocinas, nos propone un plato que podemos realizar en las próximas fiestas de Navidad: Solomillo de Ternera Hojaldrado con base de zanahoria y puerro y crema de setas y Boletus.

Ingredientes: Solomillo de Ternera cortado en medallones o filetes del grosor que se prefiera, hojaldre, zanahorias, setas variadas, nata, aceite, pimienta, sal.
Modo de Prepararlo: El medallón de solomillo de ternera se sella, vuelta y vuelta en la plancha. Se envuelve en la masa de hojaldre y se mete en el horno hasta que suba.

Mientras se prepara la crema de setas. Para ellos se saltean las setas (las que se prefieran) con nata, pimienta… y, también, se saltean las zanahorias con el puerro hasta que quedan pochados.

Al servir, se pone en el plato una base del salteado de zanahoria y puerro y, sobre ello el solomillo envuelto en hojaldre y la crema realizada con las setas. Un plato de primera.