‘Abril con Esteban Vicente’ acerca el arte abstracto al público infantil

El escritor y narrador oral segoviano, Ignacio Sanz, presenta la biografía del pintor tureganense, con la que pretende animar a los más pequeños a adentrarse “sin miedo” en el universo del creador

El escritor Ignacio Sanz homenajea al internacional pintor segoviano. / KAMARERO
El escritor Ignacio Sanz homenajea al internacional pintor segoviano. / KAMARERO

“Los niños son como un campo abonado. Solo hay que echar la semilla en su cabeza para que crezca. En este caso, la semilla del arte”. Este fragmento forma parte de ‘Abril con Esteban Vicente’, la biografía para niños que presentó ayer el escritor y narrador oral segoviano, Ignacio Sanz, en el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente, coincidiendo con el 23º aniversario de su inauguración. En palabras de Sanz, a partir de los ocho años, es una lectura recomendable, puesto que “es una forma de acercarse al mundo abstracto, que no es fácil, porque estamos acostumbrados al mundo figurativo”.

Este proyecto editorial permite acercar la figura de Esteban Vicente al gran público, con especial atención a los lectores más pequeños, que protagonizan los encuentros que se narran en el libro. “El objetivo es que puedan adentrarse sin miedo en el universo del artista y no se asusten ante el arte moderno”, relata Sanz.

Así, el artífice del libro espera que los escolares se vean reflejados en las sorprendentes preguntas que surgían en los talleres prácticos de arte al aire libre con el internacional pintor de Turégano. Las respuestas del maestro a las preguntas realizadas desde una mentalidad infantil, constituyen otra manera de acercamiento a Esteban Vicente, una de las personalidades más ricas y reflexivas del panorama artístico del siglo XX.

No obstante, Sanz explica que la obra no solo puede despertar el interés del público infantil. El segoviano asegura que “hay adultos, como la sobrina del pintor, que han descubierto su figura desde otra perspectiva: la ficción”.

En ‘Abril con Esteban Vicente’ relata la historia del artista, como su nacimiento o la marcha de su familia a Madrid. La narración ayuda a comprender la importancia de los cimientos sobre los que se erige la figura de un artista, en este caso la influencia que tuvo para Vicente el Museo del Prado y la tradición pictórica española; la relevancia de conceptos como el color, la luz o el dibujo en la obra de Vicente, así como la necesidad de un constante aprendizaje y cómo este se nutre del acompañamiento de otras disciplinas como la música, el cine o la literatura.

De esta forma, se introduce el concepto de arte como un juego, a partir de dos experiencias prácticas: un taller de ‘collages’ y otro de esculturas.

Además, el libro incluye un diccionario de la ‘A’ a la ‘Z’ que aborda en cada entrada, un aspecto curioso o relevante de la vida y obra de Vicente. Para el escritor, “frente a la burricie que domina el mundo, el arte permite admirar a los genios”.

Un gesto, un trazo, una mancha, una línea y obras de la trayectoria de Vicente, ilustran esta biografía que aproxima a la belleza, intimidad, orden, emoción y equilibrio, propios de su pintura. Estas obras forman parte de la colección del Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente y de The Harriet and Esteban Vicente Foundation.