La Audiencia abre juicio oral por abuso a Valeria Quer

El tribunal segoviano abre juicio oral al observar indicios de delito sobre la hermana de Diana Quer cuando era menor de edad, algo que el acusado niega

La Audiencia Provincial de Segovia acordó ayer la apertura de juicio oral para un joven que presuntamente abusó sexualmente de Valeria Quer, la hermana pequeña de Diana Quer, hace más de un año durante un viaje cuando esta era menor de edad, al apreciar que existen indicios de la comisión del delito. El proceso que se inició hace dos años en el juzgado de Sepúlveda llegará al Palacio de Justicia de la capital segoviana.

Según el auto remitido por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, la Audiencia Provincial de Segovia abre juicio oral contra el joven porque “de las actuaciones practicadas se desprende que los hechos investigados revisten caracteres de delito, existiendo base suficiente para su persecución”, informó Efe.

Este procedimiento parte de unas diligencias previas que abrió en 2018 el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Sepúlveda porque los hechos investigados supuestamente se produjeron en una zona de este partido judicial, aunque la denuncia se interpuso en Pozuelo de Alarcón (Madrid).

En el auto remitido este viernes, la Audiencia abre juicio oral contra un joven que supuestamente abusó de Valeria Quer cuando esta era menor de edad, durante un viaje, pero esto se hace “sin prejuzgar en absoluto lo que pueda resultar probado en el acto del plenario”.

Versiones contradictorias

Por el momento, se considera que “sí existen unos indicios que permiten que las partes acusadoras puedan presentar escrito de acusación provisional y la celebración del juicio oral”, que serán los siguientes pasos.

La Sala ha llegado a esta conclusión tras la falta de adecuadas alegaciones por parte de la defensa, cuya versión se contradice con la de la víctima en aspectos fundamentales. Ante esta evidencia, el juicio oral resulta inevitable.

Abusos

El gran punto de contradicción entre ambas versiones de lo sucedido radica en la existencia de la relación sexual. Mientras la víctima asegura haber sufrido abusos por parte del investigado, este niega que se haya producido cualquier acto sexual, por lo que “la discusión se centrará en si hubo relación sexual y si esta fue o no consentida”, explica el escrito.

Sí parecen existir indicios periciales de que “alguna clase de acto de carácter sexual se produjo”, relata el auto del juez, quien considera necesaria la vista oral.