Publicidad

El pasado domingo Zarzuela del Monte se volcó con una importante celebración: el 60 aniversario de la construcción de sus escuelas. Por este motivo, se organizó un día festivo que comenzó con una jornada de puertas abiertas en el colegio, en la que se mostró una exposición de la ‘Escuela de 1960’, con mobiliario y elementos cedidos de manera gratuita por el Museo Pedagógico ‘La última escuela’ de Otones de Benjumea, con la colaboración de la asociación cultural ‘El Corralón’.
A continuación, se estrenó la película ‘Yo estudié en el cole de Zarzuela’ en la que se mostraron las más de 380 fotos y 130 vídeos que se han recopilado gracias a los antiguos alumnos, además de una emotiva entrevista que hicieron los niños de la escuela a los abuelos que habían estudiado allí. En esta película también han participado poetas del pueblo y el grupo de folclore local El Albor de la Yesca, que ha cedido de forma altruista la música de su disco ‘Herencia y tradición’. Tras el estreno de la película, se ofreció una paella para todos los asistentes y, a continuación, Elia Tralará y Uxía López representaron su espectáculo de narración oral y música en directo ‘Orgullo Rural’.
Esta fiesta ha sido un éxito rotundo en cuanto a la asistencia de antiguos alumnos, así como de antiguos y actuales profesores. También asistieron Francisco Vázquez, vicepresidente primero de las Cortes de Castilla y León, y antiguo alumno del colegio de Zarzuela del Monte; Diego del Pozo, director provincial de Educación; Sara Dueñas, vicepresidenta segunda de la Diputación de Segovia; y Magdalena Rodríguez, diputada provincial de Turismo. Esta emotiva jornada ha permitido desempolvar bonitos recuerdos de la época de estudiantes de los machoteros y machoteras y, además, se ha reivindicado el importante papel que tiene la escuela rural en los pueblos. Porque, además de ser una forma de enseñanza de alta calidad, debido al reducido número de alumnos que hay en las aulas y a su trato personalizado, tiene un papel fundamental contra la despoblación rural. Un pueblo sin escuela es un pueblo sin futuro porque muy poquitos jóvenes querrán desarrollar su proyecto vital en un pueblo sin unos servicios mínimos imprescindibles, y uno de los más importantes es la escuela. Además, la escuela crea un sentimiento de unidad en la gente de los pueblos, porque una cosa es vivir en un pueblo y otra muy diferente es vivir el pueblo. Zarzuela no quiere que su pueblo se convierta un pueblo dormitorio y, por eso, reivindican la importancia de la escuela rural.