La campaña de comercio navideño puesta en marcha por el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) concluyó el pasado 6 de enero y se ha llevado a cabo el sorteo. Aplazado una semana por las inclemencias de la borrasca, ayer sábado se produjo el sorteo en la sala cultural Alfonsa de la Torre. Rubén Salamanca, presidente del CIT, explicó al inicio que han sido casi 83.000 papeletas entregadas por cada 10 euros de compra de los establecimientos adheridos al colectivo, más de ochenta.

Un gran urna con las matrices de los talonarios fue la protagonista de este sorteo para el que se requirió la mano de dos cuellaranos: Juan Antonio Velasco, del mundo del deporte, y Pepe Colás, del mundo de la música. Al lado, un bombo con 100 números decidiría el final del número correspondiente a la matriz elegida. A las 11.00 en punto comenzaba el sorteo que se retransmitió a través de Facebook con gran expectación entre los cuellaranos y toda la comarca. Uno a uno salieron las matrices y números completos ganadores, que correspondieron a los establecimientos Panadería Pedro y Ana, Eurocien, juguetería El País de Jauja y Sol Inmo. Por si no aparecieran los ganadores, se realizaron cuatro sorteos más que hace la función de suplentes, correspondientes a los establecimientos Estanco San Andrés, Moda Caprichos y Peluquería Etnia.

Los ganadores podrán dirigirse al establecimiento en el que recibieron la papeleta ganadora o ponerse en contacto directo con el Centro de Iniciativas Turísticas a través de sus redes sociales. Se establecerá un plazo hasta que aparezcan los cuatro afortunados y, de no ser así, el lugar del ausente lo ocupará el suplente.

La campaña ha sido satisfactoria como comentó el presidente del CIT; Salamanca explicó que estas 83.000 papeletas se traducen en que se han puesto en circulación alrededor de 830.000 euros, un flujo muy importante para la comarca. La opinión de los comerciantes trasladada al CIT y en comparación con el año anterior les lleva a una valoración muy positiva: comparando las ventas de 2019 con 2020, y teniendo en cuenta la difícil situación que se está viviendo, arroja datos de aumento de consumo. “Es verdad que tenemos que mejorar un poco todas las labores de promoción de la comarca, pero queda dicho que este es un primer comienzo muy, muy complicado por el año que estamos pasando, pero creo que vamos por el buen camino”, comenta Rubén Salamanca.

El presidente quiso remontarse a la antigua Asociación Cuellarana de Comerciantes en cuanto a los datos, que revelan que con menor número de participantes en este tipo de campañas -una cuarentena- vendían mayor número de papeletas. “Eran otros tiempos, quizá no es comparable, pero ahí es donde tenemos camino por andar”, comenta. La hostelería ha entregado menos números porque las consumiciones, dadas las restricciones y la media, eran por debajo de los 10 euros estipulados. “Sí que es verdad que en sitios de picar algo, la consumición media ha subido; esto ha sido un comienzo para la participación de la hostelería”, indica.

En cualquier caso, lo que se ha buscado es incentivar el consumo local, crear conciencia, y Salamanca cree que sí se ha logrado. “Creo que ha sido una suma de factores: no nos hemos podido mover y hay una conciencia de ayudar al vecino que lo está pasando mal bastante importante, así que vamos a intentar que se mantenga”, comenta. Ese es el nuevo objetivo al que se suman nuevas campañas o la de rebajas, ya iniciada.

Ideas en los próximos meses

Salamanca explica que desde este enero a marzo se inicia otra campaña de consumo con la colaboración del Ayuntamiento de Cuéllar. “Estamos trabajando en las bases, no queremos adelantar aún cómo va a ser pero imitará el modelo de ciudades cercanas como Segovia o Astorga y otros pueblos como Peñafiel”, señala. Lo que se busca es incentivar el consumo en la localidad y en la comarca, entre sus vecinos, y ayudar a comerciantes y hosteleros “si se puede abrir”.

Los meses presentes y futuros están siendo “complicados y duros”; enero ya lo está siendo, y febrero se augura parecido. El toque de queda adelantado a las 20.00 horas no favorece el consumo en la localidad, como así ha reconocido el presidente del CIT, que recriminaba la falta de acuerdo entre autoridades: “No sabemos quién lleva la razón, así que a día de hoy muchos negocios creo que vamos a estar abiertos hasta que no se aclaren entre ellos”, indica.

En definitiva, Cuéllar resurge en materia comercial y rompe la tendencia a la baja en consumo municipal pisada por la demanda en grandes superficies. Las condiciones, la pandemia y la concienciación social están siendo determinantes en volver a crear un movimiento de compra en los establecimientos de la villa.

Ganadores

52.661 Entregado en Panadería Pedro y Ana.
94.905 Entregado en Eurocien.
38.839 Entregado en El País de Jauja.
40.526 Entregado en Sol

Suplentes

32.228 Entregado en Estanco de San Andrés.
54.387 Entregado en Moda Caprichos.
07.438 Entregado en Peluquería Etnia.
54.565 Entregado en Moda Caprichos.