La actividad de la Fundación Alonso Lozano es discreta pero continuada, y aún así, es de gran reconocimiento por su labor con los niños de la localidad. Francisco Lozano, patrono de la Fundación, explicó ya hace un año que la labor de esta es destinar fondos a la comunidad educativa, prestando el apoyo que muchos menores necesitan y basándose en el derecho fundamental a la educación y en el objetivo de que estos tengan un desarrollo normal y adecuado.

Estos programas de apoyo se están llevando a cabo en los tres colegios de la localidad cuellarana, La Villa, Santa Clara y San Gil, y además en el CRA La Villa de Peñafiel. Se inician en octubre y siguen dos líneas, la de dos programas diferenciados, el de Niños Integrados y el que ahora mismo se ha renombrado como ‘Programa educativo Nana Alonso’. Esta nomenclatura viene en honor a la hermana de Francisco Alonso Lozano, maestra y una persona que siempre ha velado por la educación de los más pequeños; toda la población guarda un grato recuerdo de Nana, y es merecido que este programa lleve su nombre. Así, este proyecto concreto comenzó en octubre en los tres centros. Gracias a él se pueden desarrollar, en colaboración con la dirección de los colegios, unas clases de apoyo, tuteladas, en horario de tarde. Son unas clases extraescolares impartidas por dos profesoras contratadas por la Fundación, que ofrecen refuerzo en determinadas áreas en las que hay más necesidad. Se reparten por días, de lunes a viernes, combinando para los diferentes centros, y el listado está abierto durante todo el curso. Han llegado a contar con 79 alumnos sumando los tres centros. En La Villa y Santa Clara se imparte para alumnos de todos los cursos de Primaria, mientras que en San Gil solo de primero a tercero. En este centro cuentan con el programa MARE del Ministerio, así que la Funcación busca cubrir las áreas que dicho programa no abarca, y que los alumnos cuenten con todo el espectro cubierto.

Los dos programas se basan en ese derecho a la educación, en esa necesidad de más apoyo aparte de las clases habituales y que, por circunstancias, las familias no pueden aportar. No es solo una carencia económica al ser clases gratuitas, si no que, en ocasiones, las familias no pueden ayudar a los menores en las tareas escolares por falta de tiempo u otras circunstancias ajenas. Se trata de apoyo al niño pero también al núcleo familiar. Está muy valorado por los centros y además ayuda a que se equiparen los niveles de los alumnos, por ejemplo ayudando a los niños extranjeros a adaptarse y a conocer mejor el idioma.

El otro programa, ‘Niños Integrados’, es de apoyo directo a los niños y familias, en otra serie de iniciativas.. Se quieren paliar y solventar las dificultades cotidianas de ciertos hogares. Algunas de las acciones que realizan son las de costear, por ejemplo, unas gafas nuevas a los niños, o alguna salida o excursión, promoviendo así la igualdad y la integración de cualquier niño en el centro y en su clase. También entra la compra de libros o de cualquier elemento que suponga un coste adicional y una dificultad en los hogares. También se lleva a cabo en los tres centros de Cuéllar y en Peñafiel, y son muchas las familias que se benefician de esta ayuda.

MÁS ALLÁ DE CUÉLLAR La Fundación, además de prestar apoyo en Cuéllar y Peñafiel, siendo el primer objetivo hacerlo hacia los niños más cercanos, también tiene proyectos más allá de las fronteras, siempre pensando en cumplir con el objetivo de la Fundación Alonso Lozano: ofrecer apoyo para la educación de los niños con dificultades económicas. Así, colaboran con el proyecto de Selvas Amazónicas, de los misioneros dominicos. La misión de Shintuya se dedica a la defensa de la identidad e integridad vital de los grupos indígenas y demás colectivos empobrecidos que viven, en este caso concreto, en las comunidades del río Manu. En concreto, la Fundación Alonso Lozano, colabora apoyando a esta misión en su labor de formación a los jóvenes que albergan en sus instalaciones y que no disponen de recursos para poder realizar la educación secundaria, ni costearse la alimentación, material educativo y vestuario. En la actualidad tienen recogidos a 30 jóvenes, pero en una situación de verdadera necesidad los podemos reducir a 10, para los que la fundación a colaborado a las necesidades de estos jóvenes durante el curso.

La Fundación Alonso Lozano trabaja de manera constante y consigue grandes resultados, y así continuará.

Y ADEMÁS...
NOTICIAS

El espíritu del country sobrevuela la Pinilla con Sam Outlaw y los prolegómenos del Huercasa

Gorros de ala ancha, botas altas con un millón de adornos, mucha actitud y, al fondo, el músico Sam Outlaw y sus sonidos recién llegados desde Dakota y California que ponían la banda sonora a la pequeña fiesta de presentación de lo que será la novena edición del Huercasa Country Festival el próximo mes de julio.

Lujuria tocará por primera vez en Estados Unidos

El grupo segoviano suma una nueva experiencia a su dilatada carrera como parte del Rock Force Festival, que constará de tres fechas que se llevarán a cabo en distintos puntos de California

La Comunidad se sitúa como la quinta con más inversión en I+D

La Comunidad se sitúa como la quinta con más inversión en I+D

Castilla y León registra récord de estudiantes extranjeros, con 52.200

Castilla y León registra récord de estudiantes extranjeros, con 52.200