Yolanda González – Un rincón de la Corredera

Hoy estaríamos en fiestas en honor al Santísimo Cristo del Caloco, sin embargo las circunstancias han contribuido a que las vivamos desde el recuerdo.

Precisamente uno de los lugares más emblemáticos en las celebraciones festivas y de ocio de El Espinar, es la Plaza de la Corredera. Pero no vamos a hablar de esta plaza, sino de algunos edificios que se localizaron y se localizan en ese lugar y que están muy vinculados a la historia de nuestro pueblo.

Uno de estos, fue la Cárcel existente en el siglo XVIII, en la que trabajaba un empleado municipal que se encargaba de su mantenimiento. Sin embargo fue en el año 1914 cuando esta construcción se demolió y se realizó una Casa Cuartel, pues hasta entonces el cuartel ocupaba casas de particulares. La casa cuartel albergó a un teniente y seis guardias. Era un edificio sencillo, hecho de mampostería de ladrillo y su arquitecto fue Manuel Mendoza. Fue construida directamente por el Ayuntamiento, contratando a vecinos del pueblo que no tenían trabajo.

Pero el deterioro fue tal, que en el año 1946 se propuso ceder gratuitamente un solar en la zona de la Soledad, para que el organismo pertinente construyera una nueva casa cuartel, cuartel que existe en la actualidad.

En el año 1972 se derribó el antiguo cuartel de la Plaza de la Corredera, convirtiéndose en un solar, que fue cedido al Ministerio de Trabajo para la construcción de un Hogar de la Tercer Edad, hogar que sigue permaneciendo hoy.