Vacas en Navafría

Señor director:

El motivo de esta carta es denunciar públicamente las ilegales y malas prácticas que se realizan en la localidad de Navafria con el ganado, sobre todo vacuno. Algunos ‘ganaderos’ ( la mayoría están jubilados ), sueltan las vacas para que campen a sus anchas, a su libre albedrío, por distintas partes del pueblo, pudiendo de esa forma ocasionar graves accidentes tanto materiales como personales y poniendo en peligro la integridad de los senderistas y viandantes, ya que algunas de ellas embisten. Los vecinos del pueblo están hartos de encontrárselas por todos los lados ( calles, parques infantiles, piscinas naturales, parques recreativos, etc.), ya que en la mayoría de las ocasiones impiden un paseo tranquilo, obligando a los vecinos y senderistas a darse la vuelta por lo que pueda pasar. Además se genera una falta de higiene tremenda, teniendo que esquivar constantemente los excrementos, moscas, etc., aspectos que no se deberían consentir bajo ningún concepto en pleno siglo XXI.

Ya, el año pasado se produjeron varios incidentes con vehículos y veraneantes, ya que como se ha dicho con anterioridad, algunas de ellas embisten al encontrarse con los toros y sus correspondientes chotillos. Se metieron en parques infantiles, causando destrozos en algunos de los columpios de los niños, teniendo que acudir los bomberos a sacarlas, ya que algunas habían quedado encajadas sin poder salir. Vamos… una autentica vergüenza!

Los propietarios del ganado son los hijos de los ‘ganaderos’, a pesar de que casi todos ellos viven, estudian o trabajan en Madrid, es decir, otra ilegalidad más. Pero claro, ¿ cómo se van a perder las subvenciones que les dan para utilizarlas en reformar sus casas o cambiar de coche, en lugar de emplearlas en las vacas?

Y, lo que no se entiende en el pueblo es que, a pesar de tener conocimiento de ello tanto Ayuntamiento, como Guardia Civil, Seprona y Medio Ambiente, no se ponga solución a esto.

La excusa es que limpian los caminos, pero para eso ya hay personal profesional que se encarga de esas labores y además se crean puestos de trabajo.

También en otras ocasiones se ven caballos pastando sueltos pero atados de patas, con tarugos de madera e incluso atados de las patas a la cabeza.

¿Solución? Debido a que se hace, además de forma reincidente, un día tras otro, debería ser una multa de gran importe a todas estas personas que piensan que saben de todo y, precisamente no saben que, las vacas deben estar estabuladas o en prados o parcelas perfectamente cercadas y valladas. Al menos eso dice la ley. Por supuesto, pueden desplazarse de un prado a otro, siempre acompañadas y utilizando las vías pecuarias o cañadas si las hubiera.

En cualquier otro caso, está terminantemente prohibido que las vacas estén sueltas en cualquier tipo de vía, pastando o pastoreando en cualquier sitio, ya sea sueltas o acompañadas.

Y, lo que es peor, estos ‘ganaderos’, según algunos vecinos del pueblo, se permiten el ir amenazando y agrediendo a las personas que llaman al 112 con el fin de intentar que la ley se cumpla y sobre todo evitar que se produzcan incidentes y accidentes.

Por todo ello, los vecinos del pueblo, agradeceríamos que esta noticia o comunicación se difundiera con el fin de que, de una vez por todas, se ponga fin a esta situación de ilegalidad y que, las distintas autoridades tomen las medidas oportunas.

Y, el que no tenga sitio donde tener sus vacas, pues que no las tenga. Que se les deniegue los permisos.

A ver si de una vez por todas podemos llevar una vida más tranquila, sabiendo además, que aunque nos encontremos en el campo, también hay normas y leyes, aunque algunos se piensen que estamos en el lejano oeste.

Sin otro particular y, agradeciendo de antemano su colaboración en la difusión del comunicado, reciban un cordial saludo.

M.B.
——O——